www.elboletin.com

Gorka Maneiro, portavoz de UPYD

lunes 19 de septiembre de 2016, 00:00h
Gorka Maneiro, portavoz de UPYD
Gorka Maneiro, portavoz de UPYD
UPyD se resiste a desaparecer y buscará alianzas con otros partidos
Gorka Maneiro, portavoz de UPYD
Gorka Maneiro, portavoz de UPYD
El portavoz de UPYD destaca a ElBoletin.com que UPYD es ahora más necesario que nunca porque España está inundada de “propaganda y postrero”.

Gorka Maneiro hay que reconocerle tesón y entrega. El portavoz de UPYD, y todavía parlamentario del Parlamento Vasco, se resiste a ver desaparecer el partido magenta, y asegura a ElBoletin.com que lo más probable es que UPYD se fusione con otros partidos extraparlamentarios.
 
Maneiro repasa el estado de un partido inundado por los problemas económicos, que si no varían mucho próximamente, dejarán sus cuentas en números rojos. El portavoz denuncia que Ciudadanos se ha llevado la fama de UPYD porque el partido naranja es más “cómodo para los poderes establecidos” que el suyo. Por esa razón rechazó la propuesta de dirigir al partido de Albert Rivera en Euskadi. “Nosotros somos de hecho, no de palabras. Gorka Maneiro, el último capitán del barco.
 
¿Por qué no se presenta UPYD a las elecciones vascas?
 
Porque el partido no estaba en condiciones de presentarse a estas elecciones con todas las garantías. Y nosotros cuando luchamos por un objetivo es porque pensamos que podemos alcanzarlo. En este caso se daban una serie de factores que nos han aconsejado que no nos presentásemos a las elecciones vascas para prepararnos mejor para el futuro y fortalecer UPYD. A partir de ahí seguir adelante en defensa de nuestras ideas esenciales.
 
¿Los factores que le han impedido presentarse a las elecciones son económicos?
 
No es el determinante, pero evidentemente es uno de los factores. Si uno echa la vista a cuál es el presupuesto de campaña del resto de partidos políticos concluye que el resto de partidos destinan cantidades muy voluminosas. El que menos destina son 300.000 euros. Ese es uno de los factores, aunque no el fundamental. Son un cúmulo de circunstancias que nos aconsejaron tomar esa difícil decisión, que por otro lado considero acertada a pesar de ver una campaña electoral donde se echa de menos a UPYD.
 
¿Que UPYD no consiga presentarse a las elecciones vascas, donde usted tiene cierta reputación, es el anticipo de que a final de año el partido se va disolver?
 
No lo creo, no. Lo que pretendemos es fortalecernos, ensanchar nuestro proyecto, ampliarlo. Poner todas las energías en ello. Preparar bien el congreso ordinario de final de año. Ese es nuestro objetivo porque la política no acaba mañana. Quedan muchas batallas que liberar, ideas que defender, y nosotros vamos a seguir defendiéndolas, porque en España hace falta un partido inequívocamente nacional, progresista, transformador, regenerador y que plantee medidas que las defienda como lo hace habitualmente UPYD. Con honestidad y con la verdad por delante.
 
¿Ampliar el proyecto significa fusionarse con otros partidos?
 
Estoy hablando con mucha gente. Es bueno hablar con personas que no son del partido de uno. Eso es interesante. Eso es lo que deberíamos hacer todos los que nos dedicamos a esto. Hay que buscar sinergias, puntos de encuentro y a partir de ahí sumar fuerzas. Eso es lo que estoy haciendo. Y eso es lo que pretendemos que pueda tomar fuerza en el futuro. Quizá podamos sorprender dentro de unos meses. Sobre todo porque hay mucha gente que no está en UPYD pero que tiene ideas parecidas a UPYD. Hay otros partidos minoritarios que defienden las mismas propuestas que nosotros. El objetivo tiene que ser sumar todo eso para fortalecer nuestro proyecto.
 
¿Con qué partidos está hablando?
 
Son partidos progresistas que están localizados en diferentes partes de España. Algunos han echado a andar hace poco, y otros llevan años con representación institucional. Se trata de hablar con todos ellos y con asociaciones.
 
¿Esa unión mantendrá los ejes políticos de UPYD?
 
Sí, igualdad ciudadana, defensa de las mismas ideas y mismos principios en todo el país, defensa del estado del bienestar, regeneración democrática, lucha contra la corrupción, oposición a los recortes sociales...principios que hoy en día están abandonados, más allá de que otros partidos tengan frases muy bonitas para ofrecer a la ciudadanía. Lo cierto es que los hechos demuestran que estos principios que nosotros hemos defendido, el resto de partidos políticos no los defiende. Los partidos nuevos se comportan de la misma manera que los viejos, y viceversa. Por eso creo que la presencia de UPYD es indispensable.
 
Esas características se parecen bastante a las de Ciudadanos…
 
No se trata de decir, sino de hacer. Nosotros estamos convencidos de que hay un espacio político que ocupar y que ahora mismo no lo ocupa nadie. No hay un partido inequívocamente nacional que luche y denuncie todos los privilegios y las desigualdades, también las fiscales, que aun en día existen entre ciudadanos y territorios. Lo nuestro son hechos y no palabras.
 
¿Ciudadanos es un partido más de palabra que de hechos?
 
Sí, ciertamente sí. Y últimamente incluso las palabras están siendo muy decepcionantes. Por ejemplo, aquí mismo estamos comprobando cómo Ciudadanos en el País Vasco ha dejado de defender la supresión de las diputaciones forales. Antes lo decía, ahora no lo dice, e incluso las defiende. Hemos visto entrevistas a políticos de Ciudadanos en el País Vasco que dicen que hay que defender las diputaciones forales. Ya no las critican. Ahora dicen incluso que están abiertos a pactar con el PNV. Por no decir todo lo que tiene que ver con la política lingüística. Consideramos que somos un partido más progresista que Ciudadanos.
 
¿Si pudiera volver a atrás intentaría unir UPYD a Ciudadanos?
 
No, nunca he pretendido unirme además. Estamos comprobando que somos partidos diferentes. Lógicamente compartimos ideas con otros partidos. Pero las ideas del UPYD no las defiende ningún partido político. El problema es que nadie lo escucha.
 
¿España no ha sabido valorar a UPYD?
 
Yo prefiero no decir ese tipo de cosas sobre si los ciudadanos han sabido o no valorar nuestro trabajo. Prefiero no entrar ahí. Lo que sí digo es que políticamente hemos acertado. Trajimos unos debates de los que nadie hablaba. Estamos muy orgullosos del trabajo realizado y del que vamos a seguir haciendo.
 
¿No hubo errores en UPYD?
 
Sí, cometimos errores propios. Errores que cometimos y que obviamente se pretenden corregir.
 
¿Qué errores?
 
Sobre todo de comunicación. Propuestas que hemos llevado a las instituciones no hemos conseguido trasladarla a la sociedad. Por unas razones o por otras. Quizá tampoco hayamos contado con demasiada ayuda, pero lo cierto es que no nos supimos vender. Quizá falló el marketing en su momento, no tuvimos la suficiente presencia en los medios de comunicación. Ya te digo, puede ser por algún tipo de error propio y también porque no nos han ayudado. Pero bueno, yo prefiero fijarme en que podemos mejorarlo. Por decirlo claramente. Mientras nosotros trabajábamos en las instituciones presentando iniciativas, incluso muy revolucionarias, otros partidos políticos sólo se dedicaban a ir a platós de televisión.
 
¿Ha habido intencionalidad en los medios de comunicación en el trato que ha recibido UPYD, en comparación con el recibido por Ciudadanos?
 
Yo creo que no hay ninguna duda. No es que lo diga yo, es que me lo dicen personas de diferente ideología, periodistas de toda condición. Es un hecho evidente.
 
¿Por qué ha ocurrido?, ¿por qué a Ciudadanos sí y a UPYD no?
 
Porque UPYD fue un partido radical, en el sentido que iba a la raíz de los problemas. Quiere cambiar muchas cosas que determinadas personas, muy poderosas en España, no quieren que se cambien. Ese es el asunto esencial, porque siempre hemos sido, y somos, un partido enormemente libre que no se calla ante las injusticias. Un partido muy incómodo para los poderes establecidos mientras los otros partidos políticos no lo son. Es la diferencia fundamental. Por eso hemos tenido mucha menos presencia mediática. Es evidente.
 
¿La figura de Rosa Díez pudo llegar a perjudicar a UPYD?
 
Prefiero no mirar al pasado, y si lo miro me quedo con lo positivo. El gran trabajo que hicieron Rosa Díez y otros diputados y cargos públicos. Ahora estamos en otra fase, esas personas ya no están, pero estamos otras. Yo ya he tenido mucha experiencia todos estos años y se trata de poner esa experiencia al servicio de la ciudadanía.
 
Francisco Jerez, el jefe de gabinete de Rosa Díez, desveló que la señora Díez, antes de dejar el partido dijo “el partido soy yo”. Esas actitudes de Rosa Díez tampoco ayudaban mucho a acercar el partido a la gente…
 
Bueno, yo creo que en general UPYD siempre ha sido el partido de todos los afiliados y todas las actuaciones que se han llevado a cabo han sido con la idea de mejorar España. Eso que apuntaba el señor Jerez es un asunto por el que habría que preguntarle a él.
 
¿Qué haría UPYD para intentar desbloquear la situación política de España?
 
Hablar sin vetos con todos los partidos nacionales y democráticos, y sobre todo, proponer medidas concretas. No 150. Quizás 10 medidas concretas de reformas que España necesita para a partir de ahí poder formar un gobierno que pueda poner en marcha esas propuestas. España necesita un gobierno y hace falta diálogo. Evidentemente estaríamos más cerca de algunos partidos que de otros, pero hablar es indispensable. Hablar de manera clara y honesta. No decir algo antes de las elecciones para luego hacer lo contrario. No vale mentir a la ciudadanía. Nosotros nunca engañamos a la ciudadanía. Desgraciadamente, a día de hoy, en España prevalece la propaganda y el ‘postureo’.
 
¿La postura de Pedro Sánchez la comparte?
 
Hay actitudes de Sánchez que no pueden compartirse, incluso no se entienden. Salvo que uno llegue a entender que lo que él pretende es salvarse a si mismo. Yo entiendo que haya quien se oponga a que el PP gobierne, que es el partido de la corrupción. Pero lo que tiene que hacer el PSOE es dialogar y negociar con el PP. Y no lo ha querido hacer. El PP tampoco ha hecho esfuerzos por convencer al resto de partidos políticos. El PP no entiende que el tiempo de las mayorías absolutas acabó. Por lo tanto, lo que tiene que hacer es hablar y ceder.
 
El asunto es que si Pedro Sánchez apoyase activa o pasivamente al PP estaría engañando a la ciudadanía, ¿no?
 
Entonces iremos a unas terceras elecciones, y el PSOE tendrá que explicarlo a la ciudadanía. Lo que yo critico es que Sánchez no ponga sobre la mesa lo que quiere para España y que no negocie con el PP. Eso es lo negativo. Otra cosa sería que el PSOE pusiera sobre la mesa unas reivindicaciones y que el PP dijera simplemente que no. Pero ese escenario no existe de momento. En cualquier caso, el PP hace cosas parecidas. Ambos partidos están jugando con que unas terceras elecciones les pudiera perjudicar. Lo malo de esto es que puede producirse un fortalecimiento del bipartidismo y todo siga igual.
 
¿Qué le parece que el ‘caso Rita Barberá’?
 
En este tema habría que recordar que UPYD actuó más que habló. Nosotros llevamos al Congreso de los Diputados varias iniciativas para suprimir los aforamientos. Además de muchísimas iniciativas en contra de la corrupción, en contra de la politización de la justicia y en contra de la politización de determinados medios de comunicación. Pues bien, el PP y el PSOE votaron reiteradamente en contra de la supresión de los aforamientos. El caso de Rita Barberá es uno de los casos que nos indignan a todos y que nos recuerdan que en España hay que regenerar a fondo la política.
 
Usted tiene cierta reputación política y mediática en el País Vasco. Me sorprendería si me dijera que ningún partido político ha intentado ‘ficharle’ para estas elecciones…
 
No.
 
¿Ciudadanos no le ha tentado?
 
Una persona cercana a Ciudadanos se puso en contacto conmigo para convocarme a una reunión con un dirigente de Ciudadanos con el objetivo de que yo liderase el partido en Euskadi. Eso sí ocurrió, y yo rechacé absolutamente esa reunión porque soy de UPYD. Y en ese momento era además el portavoz nacional de UPYD. Por lo demás no ha habido más. De momento me mantengo fiel a mis ideas, y no hay ningún otro partido que las defienda.
 
¿No va a votar, entonces, en las elecciones vascas?
 
No veo ningún partido político que me pueda representar.
 
¿Abstención?
 
Lo más razonable es que no vote. No voy a votar a ningún partido político con el que no comparta sus ideas, más allá de que evidentemente haya partidos antidemocráticos, por así decirlo, y partidos democráticos.
 
¿Qué partidos considera antidemocráticos?
 
EH Bildu. Los otros partidos nacionalistas son democráticos, pero son muy poco aconsejables, porque el nacionalismo es una ideología profundamente reaccionaria que termina rompiendo la convivencia. 
Gorka Maneiro, portavoz de UPYD
Gorka Maneiro, portavoz de UPYD

Ander Cortázar

Periodista

Google Plus de Andre Cortazar

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios