www.elboletin.com

La filtración de datos de pacientes a clínicas privadas también ‘salpica’ a Cospedal

jueves 21 de agosto de 2014, 00:00h
María Dolores de Cospedal, presidenta de Castilla-La Mancha
María Dolores de Cospedal, presidenta de Castilla-La Mancha
La Marea Blanca manchega denuncia que en Cuenca un centro privado está llamando a los pacientes en lista de espera del Hospital Virgen de la Luz para ofrecerles sus servicios.
El Hospital de Fuenlabrada no es el único que está en el punto de mira por la filtración de datos de pacientes a clínicas privadas. Esta práctica podría estar dándose también en una comunidad vecina a Madrid como la de Castilla-La Mancha, gobernada por María Dolores de Cospedal, ya que según la Plataforma en Defensa de la Sanidad Pública de Cuenca el Hospital Virgen de la Luz también habría pasado datos e informes clínicos a una empresa privada.

Tal y como denunció este colectivo el pasado martes en una protesta que realizó a las puertas del centro, y de la que se hacen eco diversos medios, hay sospechas de que se ha producido una fuga de datos ya que la Plataforma ha tenido noticia de que la Clínica Recoletas está llamando a los pacientes en lista de espera de neurofisiología para ofrecerles hacerse la prueba en sus instalaciones.

Durante la protesta, la Plataforma difundió un comunicado en el que recordaba que el Servicio de Neurofisiología del Hospital Virgen de la Luz actualmente está cerrado, ya que sólo hay un médico y está de vacaciones sin sustituto, y en el que criticaba que el Gobierno regional hubiese apostado por las derivaciones cuando, a su juicio, sería más rentable contratar a alguien que se hiciese cargo de este servicio de referencia, que está dotado con la tecnología adecuada para aliviar la lista de espera.

Según parece, las llamadas las realiza la empresa Centro de estudios neurológicos Varela de Seijas SL, propietaria de la Clínica Recoletas, que ofrece a los pacientes hacerles la prueba que están esperando. El colectivo en defensa de la Sanidad pública insiste en que nadie sabe por qué esa empresa privada tiene los datos de la lista de espera ni los datos clínicos de los pacientes, ya que el único centro que debería tener esa información es el hospital.

Y a ello hay que añadir que algunos pacientes se han quejado de que en ciertas ocasiones las pruebas realizadas en el centro privado no son exactamente las que han pedido los médicos ni se realizan en condiciones óptimas de preparación, por lo que es necesario repetirlas y los pacientes vuelven a la lista de espera. Algo que es especialmente molesto para los usuarios que viven fuera de la ciudad, que tienen que volver a desplazarse, denuncia el colectivo en su comunicado.

La Plataforma en Defensa de la Sanidad Pública de Cuenca también pone en duda que la Dirección del Hospital Virgen de la Luz, o en su defecto el servicio de admisión, haya llamado a los pacientes previamente para explicarles el manejo de la lista de espera, así como el consiguiente traspaso de datos, o para pedirles su consentimiento para hacerse la prueba en una clínica privada y por profesionales externos ajenos al hospital.

Asimismo, critica que da la sensación de que no se ha comprobado la idoneidad y calidad de las pruebas realizadas en la clínica privada, que realiza estas pruebas “no sabemos a qué precio” para aligerar unas listas de espera “generadas por una mala gestión y planificación a golpe de recortes de personal y servicios”.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de EL BOLETIN

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.