www.elboletin.com

Rajoy cede ante Putin: España firma el acuerdo por el que Rusia veta la adopción a parejas gays

miércoles 09 de julio de 2014, 00:00h
Mariano Rajoy, presidente del Gobierno
Mariano Rajoy, presidente del Gobierno
España se convierte en el primer país del grupo al que afectó la nueva legislación rusa en aceptar las condiciones impuestas por Moscú y reanudar las adopciones.
Los Gobiernos de España y Rusia firmarán hoy el convenio que desbloqueará las adopciones de niños rusos por matrimonios heterosexuales, pero que cerrará definitivamente la puerta a que los menores sean acogidos por parejas del mismo sexo o personas solteras.

Y es que el Consejo de Ministros autorizó el viernes la firma de la última versión del acuerdo, que pondrá fin a la angustia de algunas de las casi 600 familias españolas, muchas de ellas catalanas, que vieron cómo se paralizaban sus procesos por la decisión que Moscú tomó hace un año de frenar los trámites que vinieran de países que reconocen el matrimonio entre personas del mismo sexo, como es el caso de España.

El Gobierno español había autorizado la firma del convenio en diciembre de 2013, pero Rusia introdujo cambios en esa versión que han obligado al Ejecutivo de Mariano Rajoy a volver a aprobar el texto definitivo, informó Europa Press.

El convenio pondrá negro sobre blanco las condiciones que tendrán que cumplir los solicitantes para adoptar un menor de nacionalidad rusa y prohibirá que los niños sean acogidos por parejas homosexuales o personas solteras.

Desde hace una década, Rusia se había convertido en el principal país, junto con China, al que acudían las familias españolas para adoptar. Desde 1999 unos 12.000 menores rusos han sido adoptados por familias españolas. Para los niños rusos, también España es uno de sus principales destinos.

En el año 2009, ante informaciones procedentes de países como Estados Unidos que apuntaban a maltrato de menores adoptados en Rusia e incluso tráfico de niños, Moscú comenzó a revisar todos sus acuerdos de adopción con el extranjero a fin de garantizar un seguimiento de la situación de los adoptados.

Poco después, llegaron nuevas restricciones. Como Moscú no permite adoptar a homosexuales muchos de ellos iniciaban los trámites como familia monoparental para burlar la prohibición. Para poner freno a esta práctica, prohibió la adopción internacional de niños rusos por parejas del mismo sexo y paralizó todos los procesos iniciados por ciudadanos de países donde se reconoce el matrimonio gay, como España.

La medida afectó a alrededor de 600 familias españolas, independientemente de que fueran matrimonios heterosexuales o familias monoparentales las que hubieran iniciado el procedimiento de adopción. De esas 600 familias, a un centenar ya se les había asignado un menor.

Con la aprobación de la firma en el Consejo de Ministros, España se convierte en el primer país del grupo al que afectó la nueva legislación rusa en firmar un convenio de adopción con Moscú y reanudar las adopciones.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios