Gallardón le pasa a Ana Botella la decisión sobre los ‘regalos’ a Florentino Pérez

El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, podría no ser el que finalmente defienda el acuerdo alcanzado con el Real Madrid, presidido por Florentino Pérez, sobre la permuta de terrenos que permitirá al club blanco construir un centro de ocio de 12.250 metros cuadrados en plena Castellana. Si las ‘quinielas’ sobre los ministrables del nuevo presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se cumplen, Gallardón dejará el consistorio y será Ana Botella quien defienda este convenio en Pleno.

El próximo 18 de diciembre acaba el plazo de revisión del plan general presentado por el Ayuntamiento sobre las concesiones que se han hecho al presidente del club ‘merengue’, así como el plazo para que los grupos municipales presenten sus alegaciones al mismo, aunque Gallardón podría no ver cerrado este acuerdo desde su butaca del consistorio.

Según han indicado fuentes del Ayuntamiento a EL BOLETÍN, aunque el plazo de reclamación finaliza la semana que viene, el proceso para aprobar definitivamente este acuerdo, que contempla la modificación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) que permitirá a Florentino Pérez cerrar el estadio ‘merengue’ y construir el citado centro de ocio, podría alargarse durante diez o quince días más.

Si una reclamación se envía dentro de plazo, pero ajustada al fin del mismo, lógicamente llegará más tarde al consistorio, por lo que siempre se da un margen algo más amplio en estos casos para seguir con el proceso habitual para aprobar estos convenios, han indicado esas mismas fuentes.

De ser así, el estudio y valoración de estas alegaciones, así como la votación en Pleno del acuerdo con el Real Madrid, se retrasaría, debido a las fiestas navideñas, hasta el próximo año, momento en el que según todas las ‘quinielas’ Gallardón ya será ministro del nuevo Gobierno de Rajoy y Ana Botella la nueva alcaldesa de la capital.

Este pacto entre el consistorio y Florentino Pérez, pendiente de aprobación, estima también que el Real Madrid devolverá al Ayuntamiento de la capital cuatro parcelas ubicadas en Carabanchel, que se destinarán a zonas verdes y equipamientos públicos por determinar, y cederá el terreno en el que se encuentra La Esquina del Bernabéu, un centro comercial que será demolido y convertido en un parque.