Los ‘felipistas’ lanzan a las redes sociales contra Zapatero

El entorno del ex presidente del Gobierno Felipe González ha decidido lanzar a las redes sociales contra la estrategia de José Luis Rodríguez Zapatero de que su ‘adiós’ del Ejecutivo y de la Secretaría General no suponga el fin de su poder en el partido. Si la semana pasada se desveló la decisión de una treintena de sus ex ministros de erradicar el ‘zapaterismo’ (idea que iban a tratar en una cena en Madrid), los esfuerzos de los ‘felipistas’ van ahora por aumentar la presión vía internet.

Las espadas siguen en todo lo alto. La tensión en el seno del PSOE entre los ‘pesos pesados’ del partido ante el 38 Congreso que se celebrará a primeros de febrero y del que saldrá el nuevo Secretario General va en aumento. Ni Zapatero ni su entorno van a permitir que su ‘herencia’ sea dilapidada por su sucesor al frente de los socialistas por lo que sigue inmerso en que la persona que tome su cetro sea de su total y absoluta confianza.

Estos movimientos internos de los ‘zapateristas’ han resucitado a los ‘felipistas’ que han decidido plantar batalla en todos los escenarios posibles. Dirigentes de la talla de José Luis Corcuera, Carlos Solchaga, Javier Solana, Joaquín Almunia o José María Maravall se han conjugado para erradicar la huella dejada por Zapatero y han empezado una serie de movimientos que se desvelaron la semana pasada con una cena que al final se canceló.

El siguiente paso del entorno de González ha sido trasladar a las redes sociales su batalla contra Zapatero. De este modo han surgido varias iniciativas en internet que claman contra la negativa del aún presidente del Gobierno de abrir los procesos de elección del PSOE, como la de su secretario general, a los militantes al igual que hacen los ‘hermanos’ franceses y convocar así unas primarias.

Un ejemplo, según han asegurado a EL BOLETIN observadores políticos, es el movimiento ‘Bases en Red’ que ‘lidera’ el ex director de gabinete de Joaquín Almunia en la cartera de Asuntos Económicos de la Comisión Europea y ex secretario de organización del PSOE Europeo, Antonio Quero.

‘Bases en Red’, según han explicado a este diario uno de sus integrantes, es un “movimiento nacido en las redes sociales y creado por los militantes” que quieren escenificar el “malestar” que existe entre las filas del partido tras los últimos descalabros electorales y que ya se dejó notar en la derrota en las elecciones catalanas. Para ello, los socialistas repartidos por España se pueden unir en grupos, o a través de sus agrupaciones, en una red en la que se ponga sobre la mesa cuál es el futuro que se quiere para el partido.

Entre las primeras ideas que se han consensuado, por los casi 30.000 socialistas que integran ya esta iniciativa, ha sido la necesidad de unas primarias en las que los militantes tengan voz y voto. Una propuesta que no gusta al propio Zapatero a la que se opuso ayer.

Congreso de transición.

Ante la radical oposición a esta medida del actual secretario general del PSOE, estos militantes han propuesto que el 38 Congreso que celebrará el partido en Sevilla a primeros de febrero sea un cónclave de transición a la espera del verdadero Congreso que se realice en 2014, meses antes de las elecciones al Parlamento Europeo fijado para junio de ese año.

Apenas unos días antes del mencionado cónclave de febrero, ‘Bases en Red’ ha organizado una votación entre los militantes del PSOE para que decidan, a través de internet, quién quiere que sea el sucesor de Zapatero en la Secretaría General.

“Quedada”.

Antes de que termine el año, el próximo 29 de este mes, la casi veintena de federaciones y los 30.000 militantes que integran este movimiento están llamados a una “quedada” en la localidad granadina de Jun para exigir unas primarias en el seno del PSOE. Un acto del que gran parte de culpa tiene el propio alcalde de Jun, el socialista José Antonio Rodríguez Salas, que se ha volcado, según fuentes de ‘Bases en Red’, al invitarnos a hacer allí esta iniciativa.

Precisamente, este regidor en todo un fenómeno en las redes sociales al ser el quinto político de España con más seguidores en Twitter.