La Marea Verde lleva su lucha contra Esperanza Aguirre al Metro de Madrid

Los profesores madrileños diversifican cada día más sus protestas contra la política de recortes de la presidenta regional, Esperanza Aguirre, ante el elevado coste económico que han supuesto las nueve huelgas secundadas desde septiembre. Ahora se han unido al 15-M para trasladar su particular lucha al Metro, controlado por el Gobierno de la popular, donde han colocado pegatinas en apoyo a la enseñanza pública que imitan los carteles que fomentan la lectura en los vagones del suburbano.

El texto, que aparece firmado por el 15-M, se hace eco del lema que defiende la Marea Verde, una ‘Educación pública de [email protected] para [email protected]’, e incluye los puntos mínimos que exigen que Aguirre tenga en cuenta para modificar el modelo educativo madrileño, unos puntos que han sido consensuados por el grupo de trabajo de Ciencia y Cultura del movimiento de los ‘indignados’.

Concretamente, el 15-M reclama al Gobierno de la Comunidad de Madrid una “educación pública, gratuita y laica en todas las etapas”, el “incremento del gasto público en educación pública y cultura”, así como la “democratización de todas las estructuras educativas y culturales” y una “educación integral e inclusiva”.

Según rezan las pegatinas contra los recortes de Esperanza Aguirre, “cualquier sociedad democrática que se precie debe mimar y proteger a la Educación Pública para poder avanzar, para poder crecer, ya que es la de todos y todas, la única que garantiza la educación en igualdad”.

Aunque no sólo eso, ya que también defiende que “[email protected] [email protected] creemos en una escuela pública y democrática, una escuela que transmite el saber humanista y científico como fin en sí mismo”, y en “una educación 100% pública, no sujeta a la directiva neoliberal de los gobiernos” que haya sido “construida por y para sus verdaderos protagonistas: alumnado, familias y profesorado”.