Los socialistas y la Justicia complican al PP de Madrid su intentos de desvincularse de la trama

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El PSM y los tribunales están impidiendo que Esperanza Aguirre desvincule definitivamente el partido que preside de la trama Gürtel. Sus intentos por mostrarse ante la opinión pública como la única dirigente del PP que adopta medidas contundentes no valen para los socialistas, ni han variado el sentido de la investigación del juez Pedreira que, por ahora, parece considerar formalmente al PP como un ‘posible acusado’ en el caso más que como víctima de la trama.

El PSM ha vuelto a recordar a Aguirre que las responsabilidades por la trama Gürtel no acaban en la expulsión de los tres diputados imputados ni de los ex alcaldes de municipios madrileños implicados en la causa. Así, se lo ha hecho saber hoy por una doble vía. Por un lado, la portavoz socialista en la Asamblea de Madrid, Maru Menéndez, ha adelantado que en el pleno que esta tarde se celebra en la Cámara regional preguntará al Gobierno autonómico sobre “quién dio las instrucciones a todos los consejeros para que los actos institucionales en los que participaba Aguirre fueran organizados por empresas de la trama Gürtel”.

Menéndez denuncia que Aguirre “pretende hacer ver que estamos ante un hecho aislado bajo la responsabilidad exclusiva de quien fuera su persona de confianza, Alberto López Viejo”, sin embargo, es algo que “alcanza a todas las consejerías”.

Un discurso en el que el líder de los socialistas madrileños, Tomás Gómez, incide en una tribuna en El País en la que señala a Aguirre como “la responsable de que estos presuntos delincuentes sean diputados, de que los ex alcaldes de Pozuelo y Boadilla hayan sido cabezas de lista electoral, de que se haya impedido a la oposición examinar los más de 360 expedientes de contratación de la trama Gürtel, y de que hoy sigan en su entorno de confianza más directa personas que dieron su visto bueno a auténticos robos”. Al mismo tiempo recuerda que “el ‘muñidor de la trama’, Alberto López Viejo, defenestrado en el Ayuntamiento de Madrid por ‘ciertas dudas’ sobre irregularidades en su gestión, fue rescatado por Esperanza Aguirre como persona de su máxima confianza”.

Las explicaciones que hoy reclaman de nuevo los socialistas se producen un día después de que los representantes del principal partido de la oposición en Madrid, junto a los de IU, plantaran al consejero de Sanidad, Juan José Güemes (yerno de Carlos Fabra), en la Comisión de Presupuestos para denunciar que no les había facilitado información sobre el 90% del presupuesto de este departamento.

Pero la oposición no es la única que pide explicaciones. En los últimos días, Arturo González Panero, ex alcalde de Boadilla e imputado en la trama, ha insistido una y otra vez en que ha recibido un trato desigual por haber sido expulsado del grupo municipal y del partido mientras que otros como Luis Bárcenas o Jesús Sepúlveda continúan en nómina del PP.

Paralelamente, el PP ha denunciado que el Tribunal Superior de Justicia de Madrid impide a las acusaciones personadas en el caso acceder a la parte del sumario sobre el que se ha levantado el secreto si no están bajo una misma representación. El tribunal aceptó la personación del PP en base a su derecho de defensa, como acusado. Sin embargo, el partido quería que le considerase parte perjudicada y no acusada.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA