Rajoy elude comprometerse a aplazar el pago de la deuda autonómica

El presidente del Gobierno electo, Mariano Rajoy, ha eludido hoy comprometerse a aplazar la deuda de las autonomías durante la reunión que ha mantenido con los ‘barones’ del PP. En un principio el líder de los populares pensaba trasladar a los responsables regionales su intención de dar cinco años más a las comunidades para que devuelvan al Estado los adelantos correspondientes a 2008 y 2009.

A pesar de que el coordinador de Política Autonómica y Local del PP, Juan Manuel Moreno, ha reconocido esta mañana en TVE que “hay un problema brutal de tesorería por parte de las Comunidades Autónomas”, y ha asegurado que para no acrecentar esta situación Rajoy quiere “facilitarles esa tesorería sin que se endeuden un euro más”, con lo que ha dado a entender que se ampliarían los plazos de devolución de los anticipos que ha dado el Estado con el objetivo de favorecer así la liquidez de las regiones, Rajoy ha decidido finalmente eludir ese tema y tratar otras cuestiones que ha considerado más importantes.

Así lo han indicado tras la reunión tanto la presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, como el líder del PP de Andalucía, Javier Arenas, quienes han asegurado que este encuentro se ha limitado a asegurar el compromiso de las autonomías gobernadas por los populares para cumplir los objetivos de déficit, aunque no han explicado cómo lo harán.

Cuentas.

Mientras tanto, el aplazamiento de la deuda, que era la principal demanda de los ‘barones’ autonómicos, se ha quedado en el ‘tintero’ y será abordada, según ha indicado Arenas, cuando se conozca el “estado real de las cuentas públicas en lo que significa el déficit y la evolución de la tesorería”. No obstante, el presidente de los populares andaluces no ha confirmado el aplazamiento referido por Moreno.

Ausentes.

A pesar de que a esta reunión estaban llamados todos los ‘barones’ del PP, se han producido algunas ‘bajas’ llamativas. La cita ha estado marcada por la ausencia del presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, el de Murcia, Ramón Luis Valcárcel, y el líder de los populares vascos, Antonio Basagoiti.