El entorno de Fabra obliga a Camps a desobedecer a Rajoy

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El poder con el que cuenta el presidente de la Diputación de Castellón Carlos Fabra, y las familias que integran su séquito, supera las fronteras de la provincia y obligan a Camps a desobedecer las órdenes de Mariano Rajoy. Según han asegurado a EL BOLETIN observadores políticos, la autoridad de las familias del PP de Castellón, entre los que están los Costa y de las que también proviene Vicente Rambla, ha sido más fuerte que la orden de proceder a dimisiones en las filas del PPCV.

No sólo la presencia de Carlos Fabra con sus habituales gafas de sol negras, y de sus guardaespaldas, parece intimidar a periodistas y oposición, sino que también provoca más de un temblor de rodillas en las filas de Valencia. Y es que, desde el centro de su ‘imperio’ en Castellón, Fabra y su séquito logró desalojar a Eduardo Zaplana como presidente de la Generalitat valenciana para mandarlo a Madrid, quitándoselo así de su vista. Fue precisamente la mano del castellonense la que le concedió a Camps su ‘trono’ en Valencia.

Igual que se lo dio, Fabra puede ‘mandar a la calle’ ahora al presidente de la Generalitat si, como muy bien se dice en las películas sobre mafia, “se toca a alguien de los nuestros”.

De aquí se puede desprender que, a día de hoy, Camps no se haya atrevido a cortar por lo sano igual que hizo su compañera de partido Esperanza Aguirre y no haya destituido a Ricardo Costa y a Vicente Rambla por las revelaciones de una supuesta financiación ilegal en el PP valenciano, según se desprende de un informe policial.

No hay que olvidar que de estas familias de Castellón, exactamente de los Costa, salió la candidatura que Juan Costa lideraba para enfrentarse con Mariano Rajoy por el poder del PP. Decisión del diputado nacional que no le ha costado ninguna represión interna y su palabra, para muchos populares, sigue siendo muy escuchada.

En una provincia que apenas tiene 600.000 habitantes está la mayor industria de azulejos de todo el mundo y que mueve, a cabo del año, miles de millones. El poder de sus empresarios no tiene comparación en toda la Comunidad valenciana y, seguramente, en toda España.

La situación de Francisco Camps es bastante delicada, ya que sin una victoria en la Comunidad valenciana, Mariano Rajoy no lograría los votos necesarios para ser presidente del Gobierno, si es que el tiempo decide que llegue a serlo, pero sin los resultados en Castellón, Francisco Camps no podría continuar al frente de la Generalitat valenciana.

A esto hay que añadir que la Fiscalía ha recurrido ante el Supremo el archivo del Tribunal de Valencia de la causa contra Francisco Camps por un supuesto delito de cohecho en relación con la ‘trama Gürtel’ y el regalo de unos trajes por parte de Orange Market. El Ministerio Público considera que el sobreseimiento por el TSJCV fue prematuro porque la investigación continuaba abierta y podía aportar datos nuevos “acerca de las dádivas investigadas y los concretos actos de contratación realizados por parte de la Administración Pública valenciana a la empresa Orange Market”, según Europa Press.

Las críticas de la Fiscalía a la decisión del Tribunal de Valencia no cesan aquí, ya que asegura que hay una interpretación errónea del tipo penal de cohecho, puesto que, según el art. 426 del Código Penal, existe cohecho desde el momento en que se realiza un regalo a un funcionario público en consideración a su cargo, sin que dicha dádiva suponga la realización inmediata de ningún acto concreto por parte de éste.