Los sindicatos y la CEOE, muy críticos con los Presupuestos

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Sindicatos y patronal se han puesto de acuerdo una vez más. Ahora, las asociaciones de trabajadores y empresarios, han vuelto a coincidir en reprochar al Gobierno la subida de impuestos anunciada el pasado sábado. Tanto unos como otros han coincidido en que los más afectados serán los trabajadores, y que esto no ayudará a salir de la crisis. Esto aleja la posibilidad de que prospere el pacto social “a tres bandas” que promovió el Gobierno.

Durante la entrevista que ha concedido hoy el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, en la Cadena SER, afirmó que “a los poderosos les falta visión de país y cierta sensibilidad”, aunque luego concretó que “cuando hablo de poderosos me refiero a todos aquellos que han estado pidiendo al Gobierno que rebajáramos las condiciones del despido y los derechos de los trabajadores”, en clara alusión a la CEOE.

Este contraataque viene precedido de las múltiples críticas que ha recibido la subida impositiva que anunció el pasado sábado el Ejecutivo. Sin embargo, los reproches al Gobierno no vienen sólo desde la oposición, sino que tanto sindicatos como partidos de izquierda han atacado esta subida de la presión fiscal, poniendo en jaque la premisa del Equipo de Zapatero, que asegura que “subir impuestos también es de izquierdas”.

Según Zapatero, la medida busca “no incidir en el endeudamiento, que sería lo más fácil” “De ahí que tomemos medidas para mantener la política social pero sin hipotecar el futuro”, explicó el presidente.

El hecho de que las voces discordantes sean también de su principal apoyo, los sindicatos, ha provocado una reacción en el presidente que dificulta y pone en vilo de nuevo el diálogo social, recuperado tras un primer fracaso. Al ponerse en contra a sindicatos, y al atacar a empresarios, este diálogo “a tres bandas” puede verse afectado negativamente, lo que también repercutiría en el Gobierno.

Los sindicatos también han cargado contra la subida de impuestos. Así, UGT asegura que “más del 60% de la subida repercutirá en el bolsillo de las rentas medias, con lo que el Gobierno ha incurrido en una contradicción”. Para CCOO, la subida “afectará a las rentas del trabajo y, en particular, a las más bajas”.

En este sentido, el Gobierno también deberá hacer frente a las críticas internas. Los técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha), aseguraron hoy en un comunicado que las nuevas medidas fiscales van “a lo seguro y a lo fácil”, y consideran “injusto” que las clases medias y bajas “carguen con la mayor parte de la subida fiscal”.

El análisis de los técnicos pone de relieve que las nuevas medidas son “limitadas” y con “escaso poder recaudatorio”, aunque reaccionaron positivamente a la supresión de la deducción de los 400 euros en el IRPF, “siempre y cuando los 5.700 millones adicionales que recaude el Estado se empleen en políticas que mejoren el bienestar de las familias con menos ingresos, y no en sufragar el déficit público”. Sin embargo, consideraron que las subidas del IVA “afectarán principalmente a los colectivos con menor poder adquisitivo”.