‘El Bigotes’ intentó llevar los Grammy Latinos a Valencia

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Francisco Camps quiso utilizar las empresas de la región de la trama Gürtel para tratar de llevar a Valencia el acto de entrega de los Grammy latinos, según asegura uno de los cabecillas de esta red empresarial, Alvaro Pérez El Bigotes, en una conversación telefónica con su jefe Pablo Crespo publicada hoy por el diario madrileño El País. El 6 de noviembre de 2008, El Bigotes llamó a Crespo para informarle que viajaba a Miami para negociar la organización de los Grammy en Valencia. Misión que, según le trasladó Ricardo Costa a El Bigotes, “despertaba mucha ilusión” a Francisco Camps.

El deseo del presidente valenciano de traer este acto habría llegado hasta el punto que en la mesa ya estaba el precio del traslado. “Por 16 o 18 millones de euros” los Grammy están en Valencia, aseguraba El Bigotes al secretario general del PP. Precio que agradó a los dirigentes del PP ya que se uniría a los buenos réditos (económicos) que han dado eventos como la Volvo Ocean Race, la Fórmula 1 o la visita del Papa, no sólo a los organizadores sino también a la imagen internacional de Camps. De hecho, el propio mandamás de la Formula 1, Bernie Ecclestone llegó a asegurar que sólo el Gran Premio de Valencia se celebraba en la ciudad si Camps continuaba como el presidente autonómico.

El interés de Camps se entiende por que la ceremonia de los Grammy Latinos es un evento que despierta gran expectación en la comunidad latina. En sus ediciones pasadas fue el programa más visto por los latinos en EEUU con más de 6,1 millones de espectadores, que se multiplican hasta 300 millones de televidentes por la distribución de los derechos de la cadena (Univisión).

Con estos datos, estos premios se convierten en un evento que mueve mucho dinero, ya que como muy bien se señala en su web, de las tres horas de emisión por televisión de la entrega, una hora es de anuncios comerciales. Por este motivo, El Bigotes no viajó solo a Miami para negociar los Grammy, sino que le acompañó el director de la televisión valenciana, Pedro García.

De las negociaciones había tenido constancia el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón ya que instruyó este caso, por lo que envió parte de la información, entre la que figuraban las grabaciones, al Tribunal de Valencia. El TSJPV se negó a investigarlo y se lo remitió al Tribunal de Madrid que, a su vez, se declaró no competente y remitió de nuevo estas grabaciones a Valencia en unas cajas que, sorprendentemente, se perdieron en el envío.

La buena relación entre los cabecillas de la trama y Camps pudo comprobarse en el Congreso del PP de valenciano dada la cantidad de fotografías que existen de ellos hablando afablemente.

EL BOLETIN se ha puesto en contacto con la Academia Latina de Grabación, responsable de estos premios, para confirmar la noticia y la sede en Miami nos ha trasladado a su homóloga en Santa Mónica donde, al cierre de esta edición, no se ha obtenido respuesta.

El diario Levante se hizo eco el pasado 15 de febrero de 2009 de esta noticia y publicó que El Bigotes ‘negociaba con empresarios de Miami’ traer estos premios a Valencia. Empresarios que, en su mayoría, era mexicanos. Las relaciones de éstos hombres de negocios de México con cargos del PP es prolífica, ya que el ex diputado popular José María Michavila lleva la representación de famosos cantantes y premiados por los Grammy como Shakira o Alejandro Sanz. No hay que olvidar tampoco que la hermana del ex ministro, Ana Michavila, ha sido hasta hoy la jefa de prensa de Camps y quién organizaba toda su agenda.

A estas sospechas hay que añadir que la natural sede de estos premios es Miami, ciudad que aparece en las investigaciones del ‘caso de Gürtel que realizó el juez Garzón por los viajes que en 2002 y 2003 hicieron juntos el responsable de esta trama Francisco Correa y el ex alcalde de Boadilla del Monte, Arturo González Panero.

Estos viajes fueron denunciados el 12 de febrero de este año, según el diario de internet ‘Gente digital’, por el sindicato ultraconservador ‘Manos Limpias’ que aseguraba que el dinero que obtenía la red Gürtel con las concesiones va a parar a inversiones en Miami y otros paraísos fiscales.

Manos Limpias denunció ya a Panero ante la Fiscalía Anticorrupción por «la adquisición de un desproporcionado patrimonio individual» en el que constan nueve casas en Miami. Panero anunció, aunque antes de estar imputado, que pediría un informe para demostrar que no posee estos inmuebles.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA