Ya van 400 seísmos

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Las inyecciones de gas al almacén subterráneo del proyecto Castor, frente a las costas de Vinaròs (Castellón) y Alcanar (Tarragona), han originado desde el pasado 8 de septiembre unos 400 pequeños temblores de tierra en la zona. Las inyecciones de gas al almacén subterráneo del proyecto Castor, frente a las costas de Vinaròs (Castellón) y Alcanar (Tarragona), han originado desde el pasado 8 de septiembre unos 400 pequeños temblores de tierra en la zona, ha informado hoy Protección Civil de la Generalitat catalana a la agencia Efe.

El de mayor intensidad, de una magnitud de 4,2 grados en la escala de Ritcher, se produjo el pasado miércoles, y hasta ahora, según Protección Civil, ningún temblor ha «alcanzado los valores de intensidad sísmica susceptibles de producir daños materiales y personales».

Pese a ello, la Generalitat decidió ayer, ante la alarma creada por este episodio sismológico inducido por la inyección de gas en el subsuelo, activar preventivamente en grado de alerta el plan de emergencias Sismicat.

El terremoto de magnitud 3,7 que se ha producido esta mañana en la misma zona, frente a la costa de Vinaròs, ha sido percibido en varias localidades catalanas situadas más al norte, incluso en Vilafranca del Penedès (Barcelona).