Zapatero usará la fiscalidad ‘verde’ para cuadrar las cuentas

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El sindicato de técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) confirmaron hoy a EL BOLETÍN que el aumento de la presión fiscal hasta el 1,5% del PIB, anunciado hoy por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, tendrá mayor incidencia en la fiscalidad medioambiental y en los impuestos indirectos.

De esta manera, el Gobierno tratará de reducir el déficit del Estado, con unos ingresos que supondrían 16.427 millones de euros anuales. Según el secretario general de Getsha, José María Molinero, los ingresos se dividirían en cerca de 1.000 millones por el aumento del impuesto sobre la renta, 4.100 millones con la supresión de la devolución de 400 euros, y 2.500 millones en las deducciones sobre la vivienda para rentas menores de 24.000 euros.

De esta manera, los más de 8.000 millones restantes vendrían de la fiscalidad medioambiental, ya que desde el Gobierno se negó categóricamente tocar impuestos como el IVA, la fiscalidad de las familias, el Impuesto de Sociedades, ni las grandes rentas de residentes extranjeros.

Por este motivo, desde Gestha confirmaron que la principal fuente de ingresos, aparte de los impuestos indirectos en alcohol y carburantes, vendría directamente de temas como la imposición por el uso de bolsas de plástico, la tasa por la manipulación y tratamiento de residuos nucleares, o los vuelos domésticos de las compañías que operan en España.

Desde Gestha se mostraron escépticos con la cifra del 1,5% del PIB anunciada por Zapatero. Así, aseguraron que la fiscalidad medioambiental “no es suficiente” para llegar a la cifra de los 16.427 millones. Por ello aseguraron que “no saben” de dónde va a sacar el presidente esa cifra, “si no quiere tocar otros impuestos”.

Esta subida de la presión fiscal fue anunciada hoy por el presidente, durante su comparecencia en el Congreso, donde también hizo un largo recorrido por las más de, según él, 100 medidas que su Ejecutivo ha tomado para combatir la crisis. De esta manera, Zapatero quiso destacar, entre otras cosas, el fondo de inversión local “que han creado 400.000 puestos de trabajo”, y que redujeron entre mayo y julio el paro “en más de 100.000 personas”. También elogió la labor de las líneas ICO, que aseguró han inyectado más de 13.000 millones, hasta el 31 de agosto, aparte de volver a incidir en los beneficios de la ayuda a los desempleados recientemente aprobado.

Sobre este tema, Zapatero contestó a las críticas mayoritarias de los grupos sobre la supuesta “improvisación” de su equipo, afirmando que “se trata de un Gobierno con capacidad de rectificar y reconsiderar las medidas, a partir de las aportaciones de los demás partidos”.

Zapatero aprovechó también para valorar lo anunciado hoy por la agencia de calificación Moody’s de no rebajar la consideración de máxima solvencia (triple A) a nuestro país, quedando como país resistente, junto a EEUU.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA