Gallardón vincula su crédit político al futuro de la candidatura de Madrid 2016

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, afirmó hoy que si no logra traer a la capital de España los juegos olímpicos en 2016 será «muy consciente» de que no ha sido «capaz» de conseguir el objetivo que se había marcado para su gobierno y para sí mismo como «prioritario».

Así, el alcalde aseguró que “si tal objetivo no se alcanzase, evidentemente, yo, al margen de cualquier responsabilidad, tendría que ser muy consciente de que lo que he considerado prioritario no había sido capaz de alcanzarlo”.”Madrid es una ciudad que está muy por encima de las personas que, de forma temporal, la servimos desde diferentes responsabilidades.

No es que no me guste es que creo que mi obligación es trabajar hasta el 2 de octubre manteniendo este ánimo que es el que nos ha llevado a conseguir uno de los activos más importantes de esta candidatura, que es tener el máximo apoyo popular, cosa que hemos conseguido por una actuación muy generosa por parte de los medios de comunicación”, explicó Gallardón, tras recibir y evaluar el informe emitido por el Comité Olímpico Internacional (COI), sobre la candidatura de Madrid como sede.

No obstante, el político afirmó su intención de presentarse a la reelección de la alcaldía para 2011, como se comprometió con el presidente de su partido, Mariano Rajoy. Gallardón aseguró así que se trata de “un compromiso que tenía ya adquirido”, según EFE.

Aun así, y pensando en la hipótesis de que finalmente Madrid fuese elegida el próximo 30 de octubre como sede olímpica para 2016, Gallardón aseguró que “ese día no habrá un vencedor político y nadie, nadie, y menos que nadie Alberto Ruiz-Gallardón, podrá poner sobre la mesa un rédito político como consecuencia de un logro que si se alcanza ha sido como consecuencia del esfuerzo de todos”.

Por su parte, el COI emitió ayer su evaluación de las distintas sedes propuestas para los juegos, valorando “muy positivamente” las candidaturas de Tokio, Río de Janeiro y Chicago, y catalogando la calidad de Madrid, de “muy variada”. Además, el organismo criticó con severidad “la falta de consonancia de la legislación antidopaje española con el código de la Agencia Mundial Antidopaje”.