Zapatero confirma que las subidas de impuestos afectarán a las rentas de capital y no al IRPF

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

José Luis Rodríguez Zapatero confirmó hoy que el Gobierno encuentra espacio para eliminar la deducción por 400 euros, al tiempo que considerará cambios impositivos en las rentas de capital y las plusvalías para hacer frente a la recesión económica y a la caída de la recaudación. Lo que descarta es un alza de tipos de las rentas de trabajo y del Impuesto de Sociedades.

Según Zapatero en tiempos de crisis es normal que «una parte importante de la sociedad haga un esfuerzo para ayudar a la parte que tiene dificultades» y recordó que su Gobierno ya llevó a cabo una reducción de impuestos de dos puntos de PIB, que volverá a llevar a cabo «en cuanto la circunstancias económica lo permita».

Asimismo, el presidente del Ejecutivo insta a tener paciencia y a esperar los resultados finales en la Ley de Presupuestos Generales del Estado, cuando se conocerá qué impuestos se revisarán. Asegura que los cambios impositivos serán «prudentes, moderados y limitados», lo que permitirá que la presión fiscal siga en niveles «parecidos e incluso menores» a los que registró antes de que su Gobierno llegara al poder.

El presidente del Gobierno se ha mostrado convencido de que la medida es «razonable» y ha insistido en que la medida no es algo tomado a la ligera, asegura que lo que hace no es «improvisar» sino «gobernar». Ha defendido la política fiscal como un instrumento que debe responder a la evolución de la situación económica, «sobre todo, si hay cambios profundos». Asegura que es necesario, en estas condiciones, modificar los impuestos y contener el gasto público hasta volver a los límites del Pacto de Estabilidad, que limita el déficit al 3%.

En todo caso, Zapatero considera fundamental llegar a un consenso en el Congreso de los Diputados con los demás grupos parlamentarios. Afirma también que la medida será bien recibida por los ciudadanos ya que entienden que una pequeña aportación es necesaria para ayudar a los que se encuentran en una situación más difícil por culpa de la crisis. Subrayó que «con una pequeña aportación», que es modificar la deducción de los 400 euros, «cada español va a favorecer que una familia sin prestación la puede tener por seis meses».

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA