Felipe González y el proyecto de Gas Natural en Doñana desatan la polémica

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email
Compartir en Meneame

Petroleum Oil & Gas España, compañía filial de Gas Natural Fenosa, de la que es accionista y consejero el expresidente del Gobierno Felipe González, ha logrado que el Gobierno dé luz verde a la explotación y almacenamiento de gas en el suelo de Doñana.  Algo que ha desatado un aluvión de críticas.

Felipe González dimitió hace poco más de un mes como presidente del Consejo de Participación de Doñana alegando “falta de tiempo”. Un año antes, el expresidente del Gobierno había aceptado la oferta de Gas Natural para formar parte de su consejo administración, nombramiento que ya desató la polémica, entre otros motivos, porque permitía al expolítico embolsarse cerca de 130.000 euros anuales mientras mantiene su pensión vitalicia como exmandatario del Ejecutivo. Este doble 

El Gobierno de Mariano Rajoy ha aprobado el desarrollo del proyecto ‘El Saladillo’ al entender que no producirá efectos adversos significativos en el medio ambiente. No opinan lo mismo los grupos ecologistas, que han alertado del peligro que supone para este espacio protegido por la Unesco.

La nueva infraestructura prevé la realización de cinco nuevos sondeos de gas desviados desde los emplazamientos ya existentes con instalaciones de superficie asociadas, así como la instalación de un gaseoducto de interconexión que sustituirá al que hay entre los emplazamientos de Saladillo y Rincón.

Durante el periodo de consultas previas se recibieron alegaciones por parte del Parque Natural de Doñana, la Dirección General de Prevención y Calidad Ambiental, la Dirección General de la Red de Espacios Naturales Protegidos y Servicios Ambientales de la Consejería de Medio Ambiente, y la Delegación Provincial de Huelva.