Una oportuna ‘indisposición’ libra a Duran de asistir a la sesión sobre corrupción en el Congreso

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Josep Antoni Duran i Lleida ha sido el gran ausente de la sesión de control al Gobierno celebrada esta mañana que ha girado en torno a los casos de corrupción. Unos ‘novillos’ con los que se ha librado de escuchar cómo algunos grupos parlamentarios reclamaban un plan contra la corrupción ante casos como Pallerols, que afecta a Unió, o la ‘trama Bárcenas’, entre otros. Desde CiU se ha asegurado que estaba “indispuesto”.

Duran i Lleida ha roto hoy su impoluto curriculum de asistencia al Congreso. Y lo ha hecho en un día clave en la actividad parlamentaria: la primera sesión de control del año en la que se iba a hablar sobre los múltiples casos de corrupción que se han desvelado en las últimas semanas.

El portavoz de CiU no ha escuchado las referencias que desde formaciones como Izquierda Plural se han hecho sobre el ‘caso Pallerols’, por el que la Audiencia de Barcelona condenó a Unió por beneficiarse de fondos públicos, y que ha puesto en jaque al propio Duran que ha rechazado presentar su dimisión.

Una mención a este caso, que ha realizado el coordinador general del IU, Cayo Lara, para exigir al Gobierno un plan contra la corrupción. El líder de la coalición de izquierdas ha comparado el Pallerols con el ‘caso Bárcenas’, los sobresueldos en el PP o la investigación a Jaume Matas.

La ausencia de Duran ha sorprendido en los pasillos del Congreso, ya que según el líder de Unió había acudido a las sesiones de control y los plenos incluso con muletas. Su puesto ha sido ocupado por Josep Sánchez Llibre.

Las últimas ‘noticias’ sobre el portavoz de CiU en el Congreso se remontan al pasado viernes cuando volvió a pedir perdón por el ‘caso Pallerols’ y reiteró que no existió financiación irregular. “Si hubiera financiación irregular, yo debería pedir perdón y yo debería dimitir”, insistió, según EFE.