Ignacio González amenaza con más recortes tras la suspensión del euro por receta en Madrid

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email
Compartir en Meneame

El Constitucional ha acabado de un plumazo con los planes recaudatorios de Ignacio González gracias al euro por receta, ya que su suspensión supone decir adiós a 83 millones de euros. Una situación ante la que el presidente autonómico ha amenazado con más recortes, ya que la decisión del tribunal le fuerza a “hacer gestiones para conseguir el equilibrio presupuestario”.

El sucesor de Esperanza Aguirre no ha dicho ‘basta’ en su oleada de recortes y privatizaciones. Con motivo de la reunión que esta mañana celebraba el Constitucional para debatir el recurso contra el euro por receta de Madrid, González ya advertía que de suspenderse esta medida, tal y como al final ha ocurrido, se vería forzado a cuadrar las cuentas con nuevos ‘tijeretazos’.

Y es que, el presidente autonómico daba ya por sentado que contaría con los 83 millones que, según aseguraron a este diario fuentes de la Consejería de Sanidad, recaudaría con esta medida para oxigenar las arcas autonómicas. No obstante, el varapalo del alto tribunal ha tirado por tierra las aspiraciones de González y le ‘fuerza’ a buscar nuevas vías de financiación.

Una solución que pasaría por acometer nuevos recortes en el ámbito sanitario que ya se ha visto afectado por medidas como la privatización de seis hospitales y 27 centros de salud, iniciativas que han levantado en armas a profesionales y pacientes desde el pasado mes de noviembre.

Las palabras del sucesor de Aguirre sobre la necesidad de “hacer gestiones para conseguir el equilibrio presupuestario” no sólo abren la puerta a nuevos recortes y ajustes en la región, sino que son una advertencia a Hacienda y su orden de que todas las regiones cumplan con el objetivo del déficit.

Para evitar nuevos ‘tijeretazos’ en el sector sanitario o un nuevo enfrentamiento con el ministro Cristóbal Montoro por el límite del déficit, Ignacio González podría recurrir a la implantación del impuesto de Patrimonio que daría jugosos beneficios para las cuentas de la región.

Según indicó el sindicato de Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) hace unas semanas, Madrid podría recaudar 323 millones de euros si implantara este gravamen a las 27.629 fortunas que residen en la autonomía. Un dinero que multiplicaría por cuatro la recaudación prevista por el Gobierno regional con el euro por receta.