El ‘caso Bárcenas’ obliga a Fabra a admitir la existencia de sobresueldos en el PP valenciano

Alberto Fabra, presidente de la Generalitat valenciana
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email
Compartir en Meneame

El pago de sobresueldos no es una práctica ajena al PP valenciano. En medio de la polémica por el ‘caso Bárcenas, el presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, se ha visto forzado a admitir el reparto de sobres en las filas de su partido. Eso sí, cumpliendo la más estricta legalidad al tributar ante Hacienda.

 A los populares valencianos no les ha quedado más remedio que confirmar el pago de sobresueldos a sus diputados en las Cortes autonómicas. El revuelo que se ha desatado por los presuntos sobres en ‘dinero B’ que repartía el extesorero del PP, Luis Bárcenas, a la plana mayor del partido ha llevado a las filas de Alberto Fabra a admitir esta práctica en la región.

El propio portavoz popular en la Cámara autonómica, Jorge Bellver, reconocía el pago de estos “complementos” hace unos días ante la proliferación de los rumores que desvelaban este reparto de sobres, cuyo contenido podría ascender, según algunas informaciones, hasta los 2.500 euros por diputado.

Eso sí, Bellver se esforzó en negar cualquier tipo de irregularidad en esta práctica, ya que todo este dinero se declara ante Hacienda y se retiene el pertinente IRPF. Incluso, llegó a asegurar que por muy alta que fuera la cantidad entregada en estos sobres, ningún cargo del partido cobra más que Fabra.

Tal ha sido la repercusión de estos sobresueldos que hasta el propio vicepresidente y portavoz del Gobierno valenciano, José Císcar, remarcó que “todo lo que el PP paga a sus diputados se tributa a Hacienda y es transparente”. “Que un señor tenga cuentas en Suiza no quiere decir que todos sean de la misma condición. Aquí todo es muy transparente y todo está declarado y a disposición de la Sindicatura de Cuentas”, aseguró Císcar en referencia a la polémica sobre Bárcenas.

Esta práctica no sólo es propia del PP valenciano, según han asegurado fuentes cercanas a Génova. En las filas del partido este tipo de “complementos” están a la orden del día en otras federaciones populares, aunque ha sido Fabra el único que de momento ha tenido que hacer frente a dicha polémica. Y es que, por mucho que se empecine el sucesor de Francisco Camps en desmarcarse de la sombra de la corrupción, siempre acaba salpicado.