La esposa de Carlos Mulas trata de acallar la polémica en la Fundación Ideas: “Yo soy Amy Martin”

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La escritora y esposa del exdirector de la Fundación Ideas, Carlos Mulas, ha tratado de acallar las críticas que se ciernen sobre su marido por cobrar presuntamente 50.000 euros de esta entidad vinculada al PSOE por unos textos firmados con un pseudónimo. “Yo soy Amy Martin”, ha afirmado Irene Zoe Alameda en un comunicado.

“A la vista de los acontecimientos ocurridos en las últimas 24 horas, yo, la autora Irene Zoe Alameda, hago público que Amy Martin es el pseudónimo utilizado para firmar numerosos trabajos realizados para la Fundación Ideas y para el diario Público”. Así lo ha asegurado la esposa de Mulas en un comunicado que recoge El País, una declaración con la que trata de zanjar la polémica en la que se ha visto envuelto su marido y que ha provocado su destitución en la Fundación Ideas.

La escritora y cineasta indica que sólo ella misma y su representante conocían el secreto de la identidad de Amy Martin y que ha decidido explicarlo ahora al ver cómo “la figura de Carlos Mulas se ha visto vilipendiada de forma insólita e irracional, aplastada por una especie de enorme bola de furia que pone de manifiesto la sed de sacrificios de nuestra herida sociedad”.

Según Zoe Alameda, su marido no sabía nada porque están separados “sentimental y físicamente” desde hace algunos años. Mulas, ha señalado, contrató a Amy Martin, que escribió artículos de diversa índole durante dos años en la web de Ideas y cobró por ello 50.000 euros, pensando que era una persona real e ignorando que era su propia esposa.

La autora mantiene que no ha hecho nada ilegal porque “el uso de un seudónimo no es nada malo, sino algo bastante habitual, y los trabajos realizados por Amy Martin para la Fundación Ideas existen”. “Mi pretensión era mantener a Amy Martin activa a lo largo de toda mi vida, de mantener una doble. Para ella, por ejemplo, estaba escribiendo un libro de investigación política en Senegal”, ha aseverado.

“Públicamente pido perdón por haber inventado y hecho trabajar a Amy Martin”, concluye Irene Zoe Alameda, que se ha mostrado dispuesta a devolver todo el dinero cobrado de la Fundación Ideas. Asimismo, ha pedido que se ponga fin a la “injusticia y crueldad” del escarnio sufrido por Carlos Mulas, un hombre “honesto, trabajador y admirable” víctima, asegura ella, de un juego literario.