La figura de Gregorio Ordóñez divide al PP

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email
Compartir en Meneame

La figura del exalcalde de San Sebastián, Gregorio Ordóñez, asesinado por ETA, ha escenificado la división que existe en las filas del PP en torno a las víctimas del terrorismo. Mientras que los populares madrileños de Esperanza Aguirre le rindieron un homenaje en la capital con su viuda, la dirección nacional dio la espalda a este acto y prefirió reunirse con la AVT y la Fundación de Víctimas del Terrorismo que preside la dirigente del partido Mari Mar Blanco.

El martes se cumplieron 18 años de la muerte de Gregorio Ordóñez a manos de terroristas. Una cita que debería escenificar la unión del PP y los colectivos de las víctimas. Nada más lejos de la realidad. Y es que, la cúpula del partido ha decidido mantenerse al margen del acto que se celebró en Madrid en memoria del exalcalde de San Sebastián.

En concreto, este evento era el homenaje que el PP de Esperanza Aguirre organizó el martes en una muestra de que los populares madrileños no se olvidan de Ordóñez. Un acto en el que, además de la presencia, y el discurso, de la ‘lideresa’, también participó la viuda del exregidor, Ana Iríbar. Tampoco faltaron dirigentes del partido en la región como el portavoz en la Asamblea y presidente del PP del Distrito de Salamanca, Íñigo Henríquez de Luna, o la delegada del Gobierno Cristina Cifuentes.

De Génova, ni rastro. Ni Cospedal ni ningún ‘inquilino’ de la llamada ‘planta noble’ de la sede nacional del PP, donde tienen sus despachos los máximos responsables del partido, estuvieron presentes en este homenaje, según han destacado fuentes populares.

Precisamente, ese mismo día, el vicesecretario de Organización del PP, Carlos Floriano, se reunió con la presidenta de la Asociación de Víctimas del Terrorismo, Ángeles Pedraza, y con la de la Fundación de Víctimas del Terrorismo, Mari Mar Blanco, dirigente nacional del partido.

A ambas, Floriano le trasladó su compromiso de que los populares «seguirán trabajando» con y por las víctimas.

En medio de todo esto, el eurodiputado del PP Carlos Iturgáiz escribió ayer una tribuna en La Gaceta titulando ‘Recuperando Gregorio Ordóñez’ en la que asegura que “las víctimas del terrorismo siguen humilladas”. Según el dirigente popular, “sus verdugos pretenden ser las víctimas ahora, y lejos de pedir perdón a las víctimas de resarcirlas económicamente, o esclarecer un sinnúmero de asesinatos, las agreden emocionalmente, las humillan y desde las más asquerosas de las chulerías se les llena la boca de hablar de derechos humanos a aquellos que son incapaces de condenar a los asesinos de ETA, porque son parte del entramado”.

Asimismo, recuerda que, “por si fuera poco, Bolinaga se pasea por las tabernas de Mondragón tomando txikitos con aspecto recuperadísimo y el paradero de los monstruos De Juana Chaos y Josu Ternera, entre otros, parece el cuarto misterio de Fátima”. “Y como guinda del pastel, algún verso suelto heredero de Gregorio, aboga por pactar con esa Bildu, que hasta los niños de pecho saben en el País Vasco que es ETA”, remarca en un mensaje hacia algunos cargos del PP vasco que han pedido llegar a acuerdos con la izquierda abertzale.

Para terminar su alegato, Iturgáiz destaca que la Fundación Gregorio Ordóñez “necesita ayudas porque está pasando unos apuros económicos monumentales para su supervivencia”.