Aguirre reconoce que a un sector de su partido le gustaría tener una presidenta del PP de Madrid “más sumisa”

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La expresidenta de la Comunidad de Madrid reconoció que su petición de que se depuren responsabilidades en su partido para erradicar la corrupción “caiga que caiga” no gusta y que un sector de su partido quisiera una presidenta del PP “más sumisa”.

Esperanza Aguirre admitió en una entrevista en la COPE que “medra el dócil y yo como no soy dócil no medro. Soy leal que es más importante” y recordó a los críticos que ella es “sumisa a la voluntad de los madrileños y que ha sido elegida con el 97% de los votos.

La presidenta del PP de Madrid aclaró: “No voy un metro por delante ni soy Pepito Grillo. Hablo claro y hablo mucho y parece que no gusta , como tampoco que diga que la crisis del PP es una oportunidad para regenerar su partido para poner el foco en todo caso que no está bien».

 Aguirre aclara que no ha pedido la cabeza de Mariano Rajoy con sus peticiones de llevar la investigación del PP hasta el final pero bromeó: “debo tener las  características de chivo expiatorio”.