Rajoy y Cospedal ponen a Cascos en la diana del ‘caso Bárcenas’

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email
Compartir en Meneame

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, quieren desviar la atención sobre la polémica por ‘caso Bárcenas’. Para ello, en la cúpula de los populares ha ‘resucitado’ la estrecha amistad que une al extesorero del partido y a Francisco Álvarez Cascos en un intento porque todos los focos se centren en la figura del exministro de Fomento con Aznar.

Mariano Rajoy no se ha limitado hoy a encargar a María Dolores de Cospedal una investigación interna y una auditoría externa con las que aclarar los presuntos sobresueldos en ‘negro’. El líder del PP quiere que este tema deje de ‘salpicar’ al partido y ‘moje’ a otro. En concreto, a Francisco Álvarez Cascos.

El presidente del Gobierno ha ordenado una ofensiva contra el que fuera su compañero de partido ante los lazos que le une con el extesorero. En las filas del PP, muchos dirigentes recuerdan la amistad que existe entre este último y Cascos desde que el actual líder de Foro ostentaba el cargo de secretario general del partido y Bárcenas era la mano derecha Álvaro Lapuente, que por entonces era el tesorero de Génova.

Una relación con la que la dirección nacional del PP trata de desviar la atención para que todos los focos se dirijan desde ahora hacia Cascos. Campaña ante la que el exministro de Fomento con Aznar ya se ha visto forzado a asegurar que ha declarado a Hacienda todos los ingresos que ha recibido en su trayectoria política, incluidos los relacionados con la Secretaría General del PP.

 "A lo largo de mi vida todas las retribuciones o sueldos que he recibido, en el grupo parlamentario o del partido, todas han tenido el correspondiente soporte documental, la correspondiente retención de Hacienda y el correspondiente reflejo en mis declaraciones de ingresos sobre la renta", ha remarcado Cascos, según Efe.

Precisamente, Eldiario.es destaca que el extesorero del PP ejerció durante años la gestión y representación de los poseedores de bonos de una emisión de 180 millones de euros de Autopistas del Atlántico (Audasa). Una relación entre la concesionaria de la AP9 y el poder políticos que se escenificó con un acuerdo en el año 2000 siendo Cascos titular de Fomento. Según este medio digital, “a cambio de la prolongación de la autopista entre Fene y Ferrol y de que el tramo de enlace desde Rande hasta Puxeiros fuera gratuito los populares le concedieron a Audasa una prórroga de la concesión de 25 años, de 2023 a 2048”.