Las grandes superficies exigen rebajas de sueldo a sus empleados de hasta el 20%

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email
Compartir en Meneame

La negociación del nuevo convenio colectivo de los empleados de las grandes superficies se complica por momentos. La Asociación Nacional de Grandes Empresas de Distribución (ANGED) propone rebajas de sueldo a sus trabajadores de hasta el 20% y quitar una paga extra para sortear la crisis, planes que los sindicatos tildan de “impresentables”. Avisan que si no retiran estos recortes no habrá acuerdo.

El acuerdo marco que debe regir las relaciones laborales entre las grandes superficies y los trabajadores durante los próximos cuatro años podría no salir adelante. Así lo aseguran algunos de los sindicatos que representan a los empleados de estos establecimientos, que cargan contra la patronal por presentar propuestas que consideran “innegociables”.

Entre ellas, según indica Fetico, uno de los sindicatos mayoritarios, están la eliminación del cobro de la antigüedad o una recorte de salarios “tan grave” que podría llegar hasta el 20%. Asimismo, dicen, ANGED quiere suprimir derechos sociales como el de conciliación y cuidados de familiares, todo ello basándose “en los números de la campaña de navidad, que cifran en catastróficos, y en la posibilidad que tienen mediante el estatuto de trabajadores de descolgarse del convenio colectivo utilizando la reforma laboral en cuanto a las consecuencias de la no firma del convenio, que conlleva la aplicación del estatuto de los trabajadores en sus términos mínimos”.

Por su parte, el otro sindicato mayoritario en el sector, Fasga, ha cargado contra la patronal de los grandes distribuidores, que representa a empresas como El Corte Inglés, Carrefour, Eroski, Alcampo, Cortefiel, Fnac, Ikea o Aldeasa, que también quiere eliminar una de las pagas extra hasta que no se recuperen las cotas de facturación de 2008. Concretamente, “descuentan directamente la paga extra del salario como dando por hecho que ya para siempre nuestros salarios van a tener esa reducción del 6%”.

Aunque estas no son las únicas propuestas presentadas por ANGED, que en busca de una mayor flexibilidad salarial quiere que se pueda adecuar el salario a la evolución del consumo, es decir, al volumen de ventas de cada empleado. Además, las grandes distribuidoras pretenden que el nuevo convenio recoja un aumento de la jornada anual de 56 horas, hasta alcanzar las 1.826, así como el ‘pago’ con un día libre por cada domingo o festivo trabajado, eliminando así la retribución extra vinculada a esa jornada.

La próxima reunión entre patronal y sindicatos está convocada para el jueves 24 de enero. Las organizaciones que representan a los trabajadores han avisado que si la patronal no retira las propuestas planteadas no habrá acuerdo.