Botella se gana un nuevo enemigo en las filas del PP: las Nuevas Generaciones

Ana Botella, alcaldesa de Madrid
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, se ha ganado hoy a un nuevo enemigo dentro de su propia formación tras insinuar que las organizaciones juveniles de los partidos “deberían desaparecer”. La sentencia no ha sentado bien a las Nuevas Generaciones (NNGG) del PP, cuya presidenta, Beatriz Jurado, no ha tardado en contestar a la regidora.

En un comunicado, Jurado ha señalado que "no comparte ni entiende" las declaraciones de la alcaldesa madrileña y ha recordado que ninguno de los afiliados de la organización popular recibe remuneración a pesar de hacer mucho por el partido.

"No podemos permitir que en cada situación difícil se ataque a la juventud una sociedad que no tiene en cuenta a sus jóvenes no tiene futuro, al igual que un partido que no apuesta por sus jóvenes está condenado al fracaso", recoge la nota de prensa emitida por NNGG.

Además, la organización juvenil ha subrayado el papel de la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, de la que aseguran que se ha esforzado porque todos los cargos públicos de la formación posean una formación para "afrontar la representación política en las mejores condiciones".

Botella aseguró en una rueda de prensa posterior a la reunión semanal de su gobierno que "suprimiría las nuevas generaciones de los partidos" ya que "la gente, donde tiene que estar cuando tiene 16, 17, 18 años es trabajando, estudiando o formándose".

"Cuando veo a gente de las Nuevas Generaciones del partido en algún sitio digo ¿qué haces aquí en vez de estar…?. Creo sinceramente que las nuevas generaciones de los partidos es algo que no", ha añadido. La alcaldesa respondía así a la pregunta de un periodista sobre la propuesta de la presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, de que los futuros cargos públicos de la formación hayan tenido que ejercer antes alguna otra profesión.