Fabra reabre la batalla por el agua

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El responsable del área de Infraestructuras del PP en las Cortes de la Comunidad Valenciana, César Sánchez, ha anunciado que el Gobierno autonómico ‘peleará’ porque en el fututo Plan Hidrológico Nacional (PHN), el primero con Rajoy en La Moncloa, se incluya alguna medida para los agricultores y regantes de la región. Una solución que pasaría por un trasvase del Ebro.

El trasvase del Ebro “se puede y debe retomar como parte de un gran pacto hidrológico impulsado por el Gobierno de Mariano Rajoy”. Así de tajante se mostraba hace unos días Sánchez sobre la necesidad de que en la elaboración del próximo PHN se tenga en cuenta las necesidades del levante.

 “Siempre hemos defendido la necesidad de que el agua sobrante debe ir donde se necesita para atender las necesidades de todas las regiones”, insiste el coordinador de Infraestructuras del PP que destaca que en las filas de los populares valencianos “creemos firmemente en el principio de solidaridad hídrica en el conjunto de España. La Comunitat Valenciana siempre ha sido y es solidaria con el resto de España y no estamos reclamando algo excepcional”.

Por todo ello, se exige al Gobierno de Mariano Rajoy el trasvase del Ebro, “clave” para que la región tenga “oportunidades” y sea “próspera”.

Y es que, el presidente de la Generalitat Valenciana, Alberto Fabra, no está dispuesto a tener que sofocar un conflicto con agricultores y ganaderos ante una posible falta de suministro de agua este verano. Por ello, ha ‘resucitado’ el siempre polémico tema del trasvase del Ebro y con él la batalla que este asunto trae consigo.

Una lucha por el agua que le va a enfrentar contra el propio PP. Fabra no sólo tendrá que presionar al Gobierno de Rajoy para que ceda en su reivindicación, sino que se las tendrá que ver con autonomías como Aragón, donde ahora gobierna la popular Luisa Fernanda Rudí, que no recibirá de buen grado ceder agua al levante.

Por si no fuera bastante el posible enfrentamiento entre los ‘barones’ del PP de Valencia y Aragón, a esto hay que sumar las críticas que este trasvase va a despertar en Cataluña. El presidente de la Generalitat, Artur Mas, hará de esta lucha por el agua que se avecina con el futuro Plan Hidrológico Nacional una muestra más de los agravios de Madrid.