Enfermeras y funcionarios de Correos, los primeros en reclamar en los tribunales su extra de Navidad

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Los empleados públicos han cumplido su palabra y han llevado a los tribunales la suspensión de la paga extra de Navidad, suspendida por el Gobierno de Mariano Rajoy. El Sindicato de Enfermería SATSE y las organizaciones con representación en Correos ya han interpuesto las primeras demandas por la vía contencioso-administrativa para que los funcionarios cobren esta retribución.

Según ha indicado UGT en un comunicado, los sindicatos de Correos (CCOO, UGT, C-SIF y Sindicato Libre) han interpuesto hoy mismo “un Recurso Administrativo previo a la vía Contenciosa Administrativa para el personal funcionario y de un Conflicto Colectivo ante la Audiencia Nacional para el personal laboral”. Han tomado esta decisión tras constatar que los empleados públicos no han cobrado la extra de Navidad en su nómina de diciembre.

La acción emprendida contra el Gobierno pretende “hacer efectiva la restitución de un derecho salarial consolidado”, según indica la nota de UGT.

Además, el colectivo de enfermeros también ha iniciado los trámites para reclamar por la vía judicial esta retribución, tal y como acordó la Plataforma Sindical y de Asociaciones de Empleados Públicos hace unos días. Según un comunicado de SATSE, el sindicato empezó ayer mismo a demandar a las administraciones sanitarias “por entender que la decisión de no abonar a los trabajadores la paga extra de diciembre vulnera derechos establecidos en la Constitución española y la legislación laboral aplicable”.

El Sindicato de Enfermería ha explicado que “los empleados públicos no pueden seguir siendo perjudicados gravemente por una serie de decisiones administrativas que tienen un mero afán recaudatorio y cortoplacista, y no de mejora real de los servicios”.

Asimismo, la organización sindical critica que los responsables políticos sigan haciendo “oídos sordos a la opinión generalizada de los profesionales y usuarios de la Sanidad en contra de los recortes indiscriminados”, y mantengan “su estrategia de reducir el déficit a costa de los derechos y de los sueldos de los trabajadores”.