Los profesionales de la Sanidad vuelven a las calles contra las privatizaciones de Ignacio González

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Una multitudinaria manifestación ha recorrido de nuevo las calles del centro de Madrid contra la privatización de hospitales y centros de salud que quiere llevar a cabo Ignacio González. Profesionales de la Sanidad pública y ciudadanos se han unido en esta segunda ‘Marea Blanca’ del año para exigir al Gobierno regional que dé marcha atrás.

Esta protesta se ha iniciado a las 12 horas en la Plaza de Colón, y ha discurrido bajo el lema ‘La Sanidad pública no se vende, se defiende’ hasta el Ministerio de Sanidad que dirige Ana Mato. La asistencia de miles de madrileños protestando contra los planes privatizadores de la Comunidad de Madrid ha dejado claro al presidente autonómico y al consejero del ramo, Javier Fernández-Lasquwetty, que “no van a cesar las movilizaciones y los actos de protesta hasta que no cambie su actitud de tomar decisiones de forma unilateral y den marcha atrás en su plan de privatización de la Sanidad pública”.

Así lo han indicado, según recoge Europa Press, los sindicatos convocantes de esta marcha. Se trata de las organizaciones presentes en la Mesa Sectorial de Sanidad (AMYTS, SATSE, CSIT-UP, UGT, CCOO) y C-SIF, que luchan también contra el “mal denominado” Plan de Medidas de Garantía de la Sostenibilidad del Sistema Sanitario Público de la Comunidad de Madrid, aprobado el 27 de diciembre en la Asamblea regional.

A pesar de las “masivas y reiteradas muestras de rechazo de la ciudadanía y de los profesionales contra el brutal ataque a la Sanidad pública madrileña que está llevando a cabo el Gobierno regional”, el Gobierno autonómico aprobó sus recortes, que suponen “el claro desmantelamiento de la Sanidad pública madrileña dando luz verde a un conjunto de medidas que entre otras, van destinadas a la privatización de este servicio y provocarán el deterioro de la calidad asistencial”.

Lasquetty

Por su parte, el consejero de Sanidad ha aprovechado esta nueva movilización para volver a criticar a los sindicatos. Lasquetty ha señalado que la intención de AMYTS y SATSE de convocar nuevas huelgas es “una absoluta irresponsabilidad” porque solo están sustentadas en sus propios intereses. Además, ha remarcado que los paros están teniendo consecuencias “extraordinariamente negativas y destructivas”.

Además, ha asegurado que ni se le ha pasado por la cabeza la posibilidad de dimitir a causa del conflicto sanitario en la región. “No, de ninguna manera”, ha contestado de forma tajante el consejero al ser preguntado por ello.