Los médicos madrileños denuncian que la privatización de hospitales disparará casi un 20% el coste por paciente

Manifestación de trabajadores de la sanidad
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Los médicos vuelven a la carga contra las privatizaciones planteadas por Ignacio González. La Asociación de Médicos y Titulados Superiores de Madrid (AMYTS) ha afirmado que el ahorro anunciado por el Gobierno regional con esta medida es un “fraude”, ya que disparará un 18,2% el desembolso que hace la administración por atender a cada habitante en los hospitales públicos que se quieren privatizar.

Según han indicado a EL BOLETÍN fuentes de este sindicato, la cápita por habitante que se paga actualmente en los hospitales Infanta Cristina, Infanta Sofía, Infanta Leonor, Sureste, Henares y Hospital del Tajo, los seis que González quiere privatizar, es de unos 373 euros. Frente a ello, la Comunidad está dispuesta a pagar 441 euros a las empresas adjudicatarias del concurso que ponga en marcha.

La Consejería de Sanidad madrileña ha defendido su decisión de externalizar estos centros asegurando que en hospitales de gestión mixta el gasto es de 600 euros por paciente, mientras que en las concesiones más recientes a empresas privadas sólo se paga 441 euros. Fuentes de AMYTS explican que si el Gobierno regional acaba licitando a ese precio estará dando más dinero del necesario a la empresa. “No privatizando ya se ahorra dinero, nos están engañando”, han concluido.

Por su parte, desde CCOO han asegurado a este diario que esta ‘guerra de cifras’ sobre el coste por paciente se debe a que ha habido “poca intención de control sobre el costo de las nuevas formas de gestión” de los hospitales privatizados. “No hay interés en hacer transparentes los datos sobre cuánto cuesta realmente la sanidad pública y cuánto la privada”.

Además, desde el sindicato indican también que es difícil comprobar la veracidad de los datos aportados por la Consejería porque “históricamente se ha facturado mal”. Como ejemplo, las fuentes consultadas han señalado que si un paciente acude al Hospital de Torrejón (privatizado) y no pueden atenderle por no contar con una determinada especialidad, le derivan a otro centro, como por ejemplo La Princesa o el Clínico, que sí lo tengan. En esos hospitales se va a atender al paciente, pero luego no se pasa la factura al de Torrejón, cuando este centro recibe cada año dinero público por atender al paciente que había derivado.

“Hay mucho oscurantismo y poca voluntad de hacer público” el verdadero coste económico, han advertido las fuentes de CCOO consultadas, que han indicado que, ante la polémica que este tema ha suscitado desde que los profesionales sanitarios iniciaron sus protestas contra las privatizaciones que pretende llevar a cabo el Gobierno regional, Lasquetty ha anunciado que a partir del año que viene presentará las cuentas del Servicio Madrileño de Salud (SERMAS).