Las ‘falsas’ rebajas del sueldo del PP a los altos cargos: recortes en el salario fijo y aumentos en el variable

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La campaña del Gobierno y del PP para luchar contra los jugosos sueldos de los altos cargos ante la delicada situación económica de millones de ciudadanos que se han quedado sin empleo esconde una ‘trampa’. Estos recortes en las nóminas sólo se limitan al salario fijo, mientras que la parte variable aumenta. En 2012, Hacienda aprobó unos sobresueldos de 52 millones de euros para casi 700 integrantes de las cúpulas directivas de varias empresas públicas.

El pasado febrero, la vicepresidenta y portavoz del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, anunció la rebaja de entre un 25% y un 35% a los salarios de los altos cargos de empresas pública en un paso más hacia la austeridad y como guiño a la sociedad. Una reducción en estas nóminas que, según destaca Eldiario.es, choca las órdenes dadas por Haciednda para aumentar los sobresueldos de estos trabajadores.

Según este medio, el Ministerio de Cristóbal Montoro autorizó durante el año pasado unos sobresueldos variables de hasta 52 millones de euros para los 698 altos directivos de las 141 empresas públicas dependientes de carteras  como la de Fomento, Industria, Educación, Defensa, Agricultura, de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) y de Patrimonio.

Una decisión que supone que frente a las mencionadas rebajas en la parte fija de las nóminas de los altos cargos, los complementos que todos los meses reciben en sus sueldos se verán aumentados hasta casi el 60% del salario base. Esto hace que se quede en nada la reducción del 35%, según los casos, anunciada por Santamaría.

Esta práctica no es nueva para el PP. Hace un par de años la por entonces presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, anunció que se bajaba un 15% su sueldo y un 10% el de sus consejeros regionales para ahorrar ante la dureza de la crisis. Esto significaba que pasaría de percibir 105.800 euros brutos anuales a poco más de 90.000.

Una medida en la que no se incluían los pertinentes complementos que la dirigente popular percibía por su cargo al frente del Gobierno autonómico. Según destacó en su día El País, Aguirre presentó a los medios su en la que se apreciaba que cobraba 108.720 euros, al incluirse un complemento -homologación Estado Ley 8/2000- que no aparece detallado en los presupuestos y que supone unos 13.400 euros anuales. Asimismo, por antigüedad recibe 5.630 euros al año.

Esta situación también se ha dejado notar en algunos hospitales de la Comunidad de Madrid dónde en plena lucha contra la privatización de estos centros, varios altos cargos del Gregorio Marañón han recibido la paga ‘extraordinaria’ suspendida por el Gobierno, pero en forma de complemento en su nómina.