Rajoy mantiene el suspense sobre su presencia en el Congreso del PP gallego

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email
Compartir en Meneame

La sombra de la corrupción ha sumido al PP de Galicia en una crisis de la que Mariano Rajoy no quiere ni oír hablar. Y es que, en su visita a Santiago el pasado viernes ya se vio salpicado por la imputación al alcalde de la ciudad, Ángel Currás, y la querella presentada contra José Luis Baltar. Por ello, duda si acudir o no al Congreso de los populares de la región que arrancará el día 19 y respaldar así a Feijóo en su reelección como líder de la formación  

Por si no fuera bastante con los planes de ajuste y los dolores de cabeza que le da la Comunidad de Madrid con temas como el euro por receta, Rajoy tiene que ver cómo ahora el PP de su tierra natal se encuentra en plena hecatombe judicial.

Una polémica que se cierne sobre uno de sus favoritos: Alberto Núñez Feijóo. El presidente de la Xunta ha defendido como nadie a Rajoy cada vez que alguno de sus compañeros de partido alza la voz y ha dado a Génova una de las pocas alegrías que el PP ha tenido en los últimos meses como la de mantener el poder en Galicia.

Ahora, la situación no es tan buena. Dos dirigentes del partido en esta región han recibido la llamada de los tribunales. El alcalde de Santiago, Ángel Currás, imputado en la operación Pokémon por presuntas irregularidades en las adjudicaciones de su ayuntamiento; y el expresidente de la Diputación de Orense, José Luis Baltar, acusado por la Fiscalía de presunta prevaricación en la contratación de trabajadores.

Todo esto hace que el jefe del Ejecutivo tenga reparos en pisar su tierra, aunque sea para algo tan importante como respaldar a Feijóo en el Congreso que el PP celebrará dentro de poco más de una semana, del 19 al 20 de este mes, en el que se le reelegirá como el líder.

Según han asegurado fuentes populares, Rajoy aún no tiene decidido si acudir a esta cita ante los mencionados casos judiciales de Currás y Baltar que ya monopolizaron su última visita a Santiago el pasado viernes. Ese día poco importó la entrega de la Gran Cruz de la Orden de Isabel la Católica al fundador del PP gallego y expresidente de Xunta, Gerardo Fernández. Toda la expectación se centraba en saber qué opinaba el jefe del Ejecutivo de lo sucedido.

Y es que, dos días antes de este cónclave, Currás está citado en los juzgados por la Operación Pokémon.

Para evitar verse salpicado por esta hecatombe judicial, Rajoy ya podría tener una excusa preparada. El PP va a reunir en Almería a sus alcaldes desde el día 18 al 20 para tratar la reforma de las administraciones públicas locales. Cita por la que, según estas fuentes, se pasará el líder popular pudiendo evitar así viajar a su tierra.

De darse esta situación, Feijóo no estaría sólo, ya que Rajoy enviaría a Galicia a un gran número de ministros y cargos del PP para hacer olvidar al presidente de la Xunta su ausencia.