Tomás Gómez fuerza a Rubalcaba a presentar mañana el recurso contra el euro por receta

Tomás Gómez, secretario general del Partido Socialista de Madrid
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email
Compartir en Meneame

Tomás Gómez se ha salido al final con la suya y el PSOE recurrirá mañana ante el Constitucional el euro por receta a pesar de que Alfredo Pérez Rubalcaba había ordenado frenar esta iniciativa al estar aún «estudiando» la mejor manera de presentarlo en los tribunales. Una decisión, la de Ferraz, que se ha conocido apenas un par de horas después de que los abogados del PSM asegurasen que el recurso estaría listo esta misma tarde.

Una vez más, el secretario general de los socialistas madrileños ha robado el protagonismo a Rubalcaba. A pesar de que fue este último el que anunció que llevaría a los tribunales todos y cada uno de los recortes sanitarios de Ignacio González, Gómez se ha erigido como el verdadero líder de esta ofensiva.

Todo, gracias a su decisión de llevar ante el Constitucional el euro por receta esta misma semana. Una iniciativa que no compartía Ferraz, que ordenó al exalcalde de Parla paralizar este recurso hasta tener claros todos sus detalles, pero que al final ha tenido que asumir como propio.

“Con toda probabilidad” mañana mismo el PSOE recurrirá el euro por receta y se hará «en perfecto acuerdo» con Gómez. Así lo ha señalado Elena Valenciano tras reunirse con la portavoz en el Congreso, Soraya Rodríguez, y la secretaria de Organización de los socialistas madrileños, Maru Menéndez.

La rectificación de Ferraz en su postura sobre este recurso se ha conocido apenas un par de horas después de que, según han señalado fuentes del PSM a EL BOLETIN, el equipo jurídico de la federación socialista estuviera ultimando el texto de esta iniciativa y cerrando “algunos temas técnicos aún pendientes” para su presentación esta misma tarde.

Unos preparativos que han llevado a Rubalcaba a dar este paso y admitir que Gómez le ha ganado una vez más la ‘partida’.