Las clínicas privadas españolas apuestan por el turismo sanitario

Personal sanitario en sala de cirugía
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Las clínicas privadas españolas han encontrado en el turismo sanitario una nueva oportunidad de negocio. La Federación Nacional de Clínicas Privadas (FNCP) ha puesto en marcha un plan para agrupar a este tipo de centros en una red que ofrezca a los extranjeros la posibilidad de combinar la asistencia sanitaria con unas vacaciones.

Aunque el turismo sanitario se había convertido, según la ministra del ramo Ana Mato, en uno de los principales problemas del erario público español, las clínicas privadas lo ven como una nueva fuente de ingresos. Por ello, la FNCP se ha puesto en marcha para atraer de nuevo a los extranjeros, fundamentalmente pensionistas europeos, que viajaban sobre todo al Mediterráneo y las islas Canarias para disfrutar de unos días de relax y aprovechar para acudir al médico.

La Federación de clínicas privadas, de la que forman parte unos 300 centros de muy distintas especialidades, ha puesto en marcha un Proyecto de Turismo Sanitario, tal y como se puede leer en Internet, que “se vertebrará a través de una plataforma web en la que los centros participantes aparecerán clasificados en función de sus características”.

Asimismo, indica que “está prevista la realización de un estudio de mercado por parte de Deloitte que nos proporcionará un plan de acción sobre el que empezar a actuar”. Se trata de un proyecto por el que las clínicas privadas apuestan con fuerza, ya que FNCP exige a todo centro que quiera sumarse a su plan una cuota que se había fijado en mil euros para aquellos que lo hiciesen antes del pasado 31 de diciembre y de 3.000 euros, a los que habrá que sumar otros mil por cada año que lleve la iniciativa en funcionamiento, para los que lo hagan con posterioridad a esta fecha. Además, “todos los centros asociados pagarán una cuota anual de mil euros”.

Este proyecto cuenta ya, según indica la prensa vasca, con la participación de más de 35 centros privados, entre los que figuran la fundación Onkologikoa, especializada en el tratamiento del cáncer, y la clínica del Pilar de San Sebastián, con múltiples especialidades, o la Clínica Universidad de Navarra.