Botella ‘fulmina’ a Villanueva y pone a Dancausa al frente del Ayuntamiento

Ana Botella, alcaldesa de Madrid
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email
Compartir en Meneame

La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, ha remodelado su equipo en la Junta de Gobierno celebrada esta tarde tras la dimisión de su ‘número dos’, Miguel Ángel Villanueva, quien tocado por el ‘caso’ Arena ha decidido dejar incluso su puesto de concejal y abandonar el Ayuntamiento. Concepción Dancausa, amiga personal de Botella, ocupará ahora el cargo de primera teniente de alcalde, desde el que tendrá el control del día a día del Consistorio madrileño.

Dancausa concentra ahora el máximo poder dentro de la Junta de Gobierno y se hace así con todas las papeletas para sustituir a Botella al frente del Ayuntamiento, pues todo apunta a que la actual alcaldesa no será candidata cuando se convoquen elecciones. O, al menos, este es el rumor insistente que corre por las agrupaciones del PP madrileño desde hace meses.

Hasta la fecha, Dancausa ostentaba el cargo de segunda teniente de alcalde y era además delegada del Área de Gobierno de Hacienda y Administración Pública y ya sonaba con fuerza desde hace unos meses en las filas del PP madrileño para tomar el testigo de Botella. Además, la alcaldesa ya había puesto a su amiga al frente de la Comisión de Investigación del Madrid Arena, que se cerró en falso, según la oposición, pero cuya onda expansiva parece haber acabado ahora con Villanueva.

Al final, el hasta ahora vicealcalde, Villanueva parece haber pagado políticamente el precio de su amistad con Miguel Angel Flores el pólemico empresario que organizó la fiesta de Halloween en la que se produjo la tragedia del Madrid Arena. Antes de que eso hubiera sucedido, Villanueva parecía el más probable sucesor de Botella, aunque algunos sectores del PP madrileño ‘impulsaban’ la candidatura de la delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes.

La remodelación de Botella ha afectado también a Antonio de Guindos, el hermano del ministro de Economía, que sigue como delegado de Medio Ambiente, aunque ya no tendrá competencias en Seguridad, que será de nuevo un área independiente después de que la alcaldesa aglutinara los dos ámbitos.

Mientras que Fátima Núñez, que a las órdenes de De Guindos se encargaba de Seguridad, se pondrá al frente del distrito de Carabanchel. Núñez sustituye así a Manuel Troitiño, que también fue apuntado por la opinión pública tras permitir el pasado mes de diciembre que se celebrara un concierto en la Plaza de Vistalegre con 10.500 personas, a pesar de que, según los bomberos el aforo era de 7.625.

En una rueda de prensa posterior, Villanueva ha explicado ante los medios las causas de su renuncia al cargo, relacionadas con el caso Madrid Arena. El hasta ahora concejal del Consistorio ha asegurado que con la dimisión pretende “ayudar a rebajar la tensión y la presión” tras la citada tragedia. Además ha defendido su “honor” y “honestidad” durante su etapa como vicealcalde y ha agradecido la confianza de Ana Botella y el exalcalde Alberto Ruiz-Gallardón.

La incógnita que queda ahora en el PP madrileño es si Concepción Dancausa será capaz de erigirse como sustituta de Botella, ahora que tiene ‘el camino libre’. Un amplio sector del partido se recuerda que Dancausa ha ostentado diversos cargos de responsabilidad en la política madrileña como la presidencia de la Asamblea autonómica durante una legislatura, así como la Concejalía de Familia y Asuntos sociales en el con Alberto Ruiz-Gallardón y el mencionado departamento de Hacienda.

Asimismo, cuenta con importantes contactos, muchos gracias a este periplo político. Y es que, además de con la actual alcaldesa, mantiene una excelente relación con Esperanza Aguirre. También se rumorea que podría contar con el beneplácito de la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal. La presidenta de Castilla-La Mancha podría ver en ella una solución eventual para al Alcaldía.

La opción de Dancausa, de materializarse al final, solventaría la polémica en la que está inmerso el consistorio y que ha derivado en una batalla sin cuartel en búsqueda de un culpable de esta tragedia.