El PP vasco desafía a Rajoy con un guiño a Bildu

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La figura de Bildu ha reabierto la división entre el PP vasco y la dirección nacional del partido. El presidente de los populares de Guipúzcoa, Borja Semper, y el alcalde de Vitoria, Javier Maroto, han desafiado a Mariano Rajoy y su orden de rechazar cualquier diálogo acuerdo con la izquierda abertzale y han apostado por contar con esta formación para futuros pactos. Una postura que no han tardado en censurar María Dolores de Cospedal y el propio Antonio Basagoiti.

La irrupción de Bildu no sólo ha provocado un terremoto político en el País Vasco, sino que también ha desestabilizado los cimientos del PP de Euskadi. Digiriendo aún la pérdida de tres escaños (de 13 a 10 diputados) en las elecciones autonómicas del año pasado, que han llevado a Basagoiti a decidir no presentarse más como candidato, los populares vascos tienen ante sí un nuevo problema: qué hacer con la izquierda abertzale.

Una cuestión que hasta ahora tenía una sola respuesta -impuesta desde Madrid- y que se centraba en rechazar cualquier pacto o acercamiento. Orden que ha sido desoída por dos destacados dirigentes del PP vasco: Borja Semper y Javier Maroto.

Con apenas unos días de diferencia, el líder del PP de Guipúzcoa y el alcalde de Vitoria han coincidido en la necesidad de tener en cuenta a Bildu hasta el punto de llegar incluso a pactos con esta formación. “No hay ningún inconveniente para el acuerdo, el acuerdo es bueno. Hay municipios en Euskadi en los que, aunque PP y Bildu coincidan en sus prioridades, no votan juntos. Y esto nos hace distintos en Vitoria. A lo mejor es cuestión de talante”, llegó a señalar Maroto, según El Mundo en su edición del País Aguilar.

Una posición, la de Maroto y Semper, que choca de frente con las tesis de Génova, incluso del propio Antonio Basagoiti. Así, esta mañana ambos han respondido con fuerza al desafío lanzado.

En una rueda de prensa en la sede nacional del PP, María Dolores de Cospedal, visiblemente molesta, ha insistido en que la postura del partido respecto a Bildu “no ha cambiado en absoluto, en absoluto”. Esto es, desde Génova se rechaza cualquier acuerdo o, incluso guiño, con la izquierda abertzale hasta que no condene a ETA.

Tal es la indignación de la secretaria general de los populares que desde su entorno se ha asegurado que llamará esta tarde a Maroto para mostrarle su cabreo por las mencionadas declaraciones.

Este malestar también es compartido por el presidente del PP vasco. Antonio Basagoiti, en RNE, ha llamado al orden a estos dirigentes del partido recordando que “frente a Bildu, frente a Batasuna, es que no hay una relación normal de 'tú a tú' como partidos democráticos con una formación que, a día de hoy, ha sido incapaz de renegar del asesinato”.

El guiño a Bildu no sólo ha provocado enfados en Génova, sino que también entre las víctimas de terrorismo. La presidenta de la Asociación de Víctimas del Terrorismo, Ángeles Pedraza, según Europa Press, ha exigido al PP que "se aclare de una vez" sobre su postura con Bildu.