Artur Mas se queja de la falta de inversiones en Cataluña el día en que se inaugura el AVE Barcelona-Figueras

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email
Compartir en Meneame

Artur Mas ha aprovechado la inauguración del AVE Barcelona-Gerona-Figueras para criticar la falta de inversiones estatales en Cataluña. Según el presidente de la Generalitat, aunque la comunidad que gobierna es la “que más contribuye al PIB español, es la que tiene menos dotación de infraestructura pública”.

Según ha indicado en la rueda de prensa posterior al viaje inaugural de esta línea, en el que ha coincidido con el Príncipe Felipe, Mariano Rajoy y la ministra de Fomento, Ana Pastor, la llegada del AVE a Figueras es “un acto de justicia” porque fue en los años 80 cuando se planificaron los proyectos para que este tren fuera una realidad, aunque la alta velocidad empezó finalmente con la conexión Madrid-Sevilla hace ahora veinte años y no en Cataluña.

Mas, que ha recordado que queda pendiente completar el Corredor del Mediterráneo, donde “se concentra una gran parte de la exportación del conjunto de España, con el liderazgo de Cataluña”, ha advertido que, en tiempos de crisis, hay que invertir los pocos recursos que hay “donde tengan una recuperación y rendimiento económico y social de mayor nivel”, recoge Europa Press.

Aunque la de la falta de inversiones no ha sido el único dardo que ha lanzado el jefe del Ejecutivo regional al presidente del Gobierno. Artur Mas también ha aprovechado la posibilidad de conectar España con el resto de Europa gracias a esta línea de AVE para insistir en la idea de la independencia. Tal y como ha comentado, “en este momento de debates de muchas características entre Cataluña y el resto del Estado, esta conexión con Europa muestra la aspiración europea de Cataluña. La unidad de mercado no la hemos de buscar en los Estados tradicionales sino nosotros a escala europea”.

Por su parte, tanto Rajoy como el Príncipe se han mostrado dispuestos a negociar con Mas para frenar las ansias independentistas de CiU y ERC. Mientras que el presidente del Gobierno ha utilizado el tren como metáfora de las “vías de entendimiento” que aspira alcanzar con los independentistas catalanes, Don Felipe también ha hecho referencia a la unidad asegurando que “éste es un país en marcha que trabaja para superar las dificultades por salir adelante” y que “con fundado optimismo y juntando nuestras fuerzas, afrontaremos con éxito nuestro futuro”.