Nace el Partido X, que apuesta por la transparencia pero esconde su identidad

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El Partido X, Partido del Futuro se ha presentado hoy en sociedad, aunque lo ha hecho sin dar ejemplo sobre uno de los puntos que defiende en su programa: la transparencia. Esta nueva formación, que se inscribió en el Registro de Partidos Políticos del Ministerio del Interior el pasado 17 de diciembre, ha contratado a dos actores para elaborar un vídeo en el que darse a conocer. Sus integrantes optan, de momento, por no desvelar sus identidades.

En un vídeo de casi siete minutos, el Partido X desvela alguno de sus objetivos de cara a los próximos años. Con una ‘rueda de prensa’ virtual, los actores/portavoces indican que el programa de la formación es “democracia y punto”. Concretamente, además de abogar por la “transparencia” de la que no hacen gala quieren “ganar todo” y lograr un “Wikigoierno”, es decir, “legislaciones elaboradas a la vista de todos y con las aportaciones de los que saben de cada tema”. Sus modelos a seguir, dicen, son Porto Alegre (Brasil) e Islandia.

Su objetivo es “impedir que la terrible crisis que estáis viviendo la paguéis vosotros, sino los especuladores que la han causado”, por lo que traen al presente “un método del futuro para resetear el espacio político”. Según indican, “los políticos han olvidado que todo lo que tienen lo tienen gracias a los ciudadanos”, ya que “gobiernan en minoría, son 350 diputados frente a 35 millones de personas con derecho a voto”, por lo que “si los políticos son el problema, nosotros seremos el gran problema de los políticos”.

En concreto, proponen “una operación ciudadana de desalojo del hemiciclo, despedir a los políticos” para que no haya “ni diputados ni señorías”, sino “empleados públicos al servicio del bien común”.

Asimismo, indican que “el Partido X no es el partido del 15M”. Aunque los actores/portavoces defienden este movimiento que “tiene razones, actitud y las propuestas para cambiar de rumbo la sociedad, pero topa siempre con un techo de cristal, el del poder que decide atendiendo a intereses que no son los comunes”, señalan que los ‘indignados’ no quieren ser un partido, ni quieren ni pueden ser representado porque es muchas cosas diferentes, es más grande y más variado que un partido.

Por ello, “mientras el 15M hace su trabajo, se necesitaba algo que desalojase a los políticos del espacio electoral en el que están atrincherados”. El Partido X “es simplemente un método del futuro aplicado al presente para resetear el espacio electoral”.

Tras asegurar que “en el futuro ya hemos ganado”, aseveran que “el cambio es inevitable”. “El futuro ha llegado y no está nada mal. La élite política tal y como la conocemos ha desaparecido, siendo sustituida por empleados públicos electos que ni pinchan ni cortan, sino que recopilan y ejecutan las prioridades de la población. Los banqueros que robaron han sido encarcelados y se han recuperado los capitales fugados”.

“Puede que todo esto os haya parecido una broma, pero no lo es. Es una promesa. El cambio es inevitable”, repiten de nuevo, para indicar a renglón seguido que “la mejor forma de predecir el futuro es crearlo. Porque no hay mejor futuro que un buen presente. Es el partido que viene. Es un método al servicio de todos para que llevemos a cabo el cambio”.