Pablo Cavero, el fichaje estrella de Aguirre para el transporte público en Madrid, de fracaso en fracaso

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El consejero de Transportes de la Comunidad de Madrid, Pablo Cavero, fichado hace un año por Esperanza Aguirre para solucionar los problemas del transporte público en la región no levanta cabeza. Tras fracasar en su intento de aumentar los ingresos del suburbano promoviendo el patrocinio de estaciones o la posibilidad de cobrar a centros comerciales por tener cerca el Metro, ahora es incapaz de frenar las protestas de los trabajadores de este transporte que amenazan la cabalgata de Reyes.

Un exdirectivo de Barclays Bank y experto en marketing para ‘gobernar’ el transporte público en Madrid. Así es como se vendía desde los despachos de la Puerta del Sol el nombramiento de Cavero como sustituto de Antonio Beteta en la Consejería de Transportes. Su experiencia en el sector privado y su parentesco con el exministro democristiano y expresidente del Consejo de Estado Íñigo Cavero, de quién es hijo, hacían pensar que las tradicionales protestas de los trabajadores del Metro y la EMT llegarían a su fin. Aunque nada más lejos de la realidad.

A punto de cumplir un año al frente de este departamento, Cavero se ha mostrado incapaz de sofocar las constantes reclamaciones de dicho colectivo, sumando así un nuevo fracaso en su lista de fiascos en la Consejería. Unos problemas en su gestión que ahora amenazan a una tradición tan navideña como la cabalgata de los Reyes Magos en Madrid, que despierta expectación en toda España, y ante la que el titular de Transportes mantiene un sorprendente silencio.

Cavero no ha ‘abierto la boca’ desde que hace ya casi un mes los sindicatos de Metro y EMT convocaran unas jornadas de paro que han paralizado la capital los últimos días del año. Sólo hoy, ante la presión mediática por la huelga de 24 horas del suburbano el día 5, el consejero ha hecho unas declaraciones al respecto. Y lo ha hecho para pedir “sentido común” a los sindicatos y recordar la importancia que esta fiesta tiene para los más ‘peques’ de la casa.

Esta situación se une a un currículum como consejero plagado de fiascos. Entre estos, destaca la apuesta por la tarjeta de contacto impulsada hace unos meses y que, según comentan algunos usuarios, está generando problemas imprevistos. En especial, el Abono A.

Asimismo, hay que recordar la escasa aceptación que ha tenido entre los empresarios la apuesta de Cavero por llenar las estaciones y los vagones de Metro con publicidad. Este fue el caso del patrocinio de Samsung en Sol, que se ha quedado como un caso aislado.

Tampoco se mostró muy ducho a la hora de defender la campaña ‘Más por menos’, que hace un año puso en marcha el suburbano por orden de Beteta para contrarrestar las críticas ciudadanas por las constantes subidas en el precio de los billetes de este transporte.