Aguirre lanza a sus empresarios contra Rajoy y Botella

Esperanza Aguirre, expresidenta de la Comunidad de Madrid
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Esperanza Aguirre ha lanzado a los empresarios de la región contra las medidas fiscales que en 2012 ha aprobado el Gobierno de Mariano Rajoy y el Ayuntamiento de Ana Botella. La patronal empresarial (CEIM) y la Cámara de Comercio, ambos organismos presididos por Arturo Fernández, han ensalzado las políticas tributarias “razonables, justas y equitativas” de la Comunidad frente a las “contraproducentes” del Estado y el consistorio.

Esperanza Aguirre ha querido empezar el año con un nuevo dardo envenenado a dos de sus principales ‘enemigos’ en el PP: Rajoy y Botella. Y lo ha hecho recurriendo a su gran amigo Arturo Fernández. El empresario ha mostrado siempre una lealtad ciega hacia la ‘lideresa’ cuando la dirigente popular tenía las riendas del Gobierno autonómico. Una fidelidad que aún continúa a pesar de que Aguirre ya ‘sólo’ controla el PP madrileño.

Esta estrecha relación ha hecho que la patronal empresarial de la región y la Cámara de Comercio hayan lanzado el ataque deseado por la expresidenta autonómica, según han asegurado fuentes políticas. En concreto, los empresarios han protestado por las medidas fiscales del Gobierno y del Ayuntamiento.

“Aumentar la tarifa del IRPF, afectar la base imponible del Impuesto sobre Sociedades, subir el IVA, recuperar el Impuesto de Patrimonio, aunque sólo sea transitoriamente, por citar algunos ejemplos puestos en práctica por el Gobierno de la Nación, así como aumentar los impuestos o las tasas ya existentes”, como ha hecho el consistorio de la capital, “sólo comportan paralización de la actividad económica, congelación del consumo y, en definitiva, más paro y pobreza”.

Así de tajantes se muestran desde la CEIM y la Cámara de Comercio en un texto de apenas tres párrafos en los que tacha de “contraproducentes” las políticas de Rajoy y de Botella.

Unas críticas que chocan con los elogios que los empresarios que lidera Fernández dedican al Gobierno de la Comunidad de Madrid que en su día presidió Aguirre y que ahora está en manos de Ignacio González.

La política tributaria que ha llevado a cabo el Ejecutivo autonómico, “basada en la rebaja selectiva de impuestos, es la más adecuada para facilitar la actividad económica, y, con ello, la creación de puestos de trabajo y progreso general”, aseguran. “Baste señalar que para el ejercicio 2013 se mantendrán los beneficios fiscales de años anteriores, como la bonificación  del 100% en el Impuesto de Patrimonio, y del 99% en el Impuesto de Sucesiones y Donaciones para ascendientes, descendientes y cónyuges, así como una menor tarifa autonómica del IRPF”.

Un escueto texto con el que Aguirre no sólo ha logrado sembrar dudas en la gestión de la crisis que están llevando a cabo Rajoy y Botella, sino que también le vale para recordar que aún tiene una gran influencia en colectivos tan importantes como el de los empresarios.