Cascos intenta arrebatarle al PP el voto ultracatólico

La proximidad de las elecciones generales, queda poco más de un mes y medio, ha desatado una nueva batalla por el voto ultracatólico. Apenas 24 horas después de que María Dolores de Cospedal hiciera un gesto hacia este caladero de votantes con la supuesta derogación de la actual Ley del aborto si el PP llega a La Moncloa –nada dijo de las subvenciones a las clínicas-, Francisco Álvarez Cascos ha desembarcado hoy en Madrid para presentar a su proyecto político que incluye toda una suerte de guiños hacia este sector.

El presidente del Principado de Asturias y su anterior ‘jefe’ de filas, Mariano Rajoy, han iniciado un combate por contar con el apoyo de los católicos más ortodoxos en su carrera hacia las urnas. Ante el mencionado anuncio de la secretaria general del PP, Cascos ha respondido. El ex ministro ha recurrido a su profunda amistad con Benigno Blanco, presidente del Foro de la Familia y, según observadores políticos reconocido ultracatólico, para ganar puntos ante este electorado.

Blanco, que ha estado junto a Cascos tanto en el PP asturiano como en el Ministerio de Fomento, ha realizado esta mañana toda una campaña de promoción del líder de Foro de Ciudadanos en Madrid, circunscripción por la que está recogiendo avales para presentar su partido. El presidente del Foro de la Familia no ha ahorrado calificativos para ensalzar su figura y compromiso político, así como la importancia que tienen sus propuestas ante la actual situación económica. A los halagos de este se ha unido el Padre Ángel de Mensajeros de la Paz que ha encumbrado a Cascos como el líder que necesita España.

Unas intervenciones que buscan un único objetivo: arrebatar al PP el voto ultracatólico que actualmente sumaba, cita tras cita electoral, a sus resultados en las urnas.

La pérdida de apoyos de este sector hacia Rajoy no sólo lo protagoniza Cascos, sino que el ex banquero multicondenado Mario Conde, según estos observadores políticos, trabaja desde su ‘Plataforma Civil’ para impulsar un partido similar al ‘Tea Party’ que logre el respaldo de este sector del electorado. Precisamente, sobre la figura de Conde, el ex ministro de Fomento ha negado cualquier tipo de relación con este ante los rumores que destacaban el acercamiento entre ambos ante las próximas elecciones generales de noviembre.

«No he mantenido contactos, ni recientes ni lejanos, con Conde», ha asegurado Cascos. A pesar de esto, le ha mostrado su máximo respeto, aunque ha insistido en que «no tiene ninguna relación» con el ex banquero.