La telebasura empieza a salirle cara a Telecinco

La apuesta de Telecinco por primar los programas de telebasura como ‘Aquí hay tomate’ o ‘Sálvame’, ya sea en su versión vespertina o la ‘Deluxe, en la parrilla de la cadena empieza a salirle cara a la televisión de Paolo Vasile que semana tras semana se enfrenta a una sanción económica de los tribunales. La Duquesa de Alba y la pareja formada por Enrique Iglesias y Anna Kournikova lideran los últimos desembolsos a los que hoy se ha unido el matrimonio de los Aznar.

Los éxitos de audiencia de su presentador estrella, el siempre polémico Jorge Javier Vázquez, van ligados a los fracasos de Telecinco en los tribunales. Los aspavientos, chillidos y enfrentamientos con los que sus peculiares colaboradores, tanto en el ya olvidado por muchos ‘Aquí hay tomate’ como en su secuela ‘Sálvame’, dan sus exclusivas entre mordisco a un bocadillo o trago de un refresco no son más que el paso previo a la decisión de muchos de los protagonistas de estas noticias de acudir a los juzgados en búsqueda de una retractación.

Un mea culpa que la cadena de Vasile sólo emite con un desembolso económico. Así, Telecinco, forzada por el Tribunal Supremo, le ha dado a la Duquesa de Alba su primer regalo de bodas en forma de un talón por 90.000 euros. El órgano judicial ha impuesto esta sanción al atentar esta cadena contra su derecho al honor por una supuesta infidelidad de Cayetana con Antonio El Bailarín hace más de 40 años. Una relación de la que, según una información de ‘Aquí hay tomate’ de marzo de 2006, habría nacido un niño.

Otro ayuda para la vuelta al ‘cole’ le deberá dar Telecinco al cantante Enrique Iglesias y la tenista Anna Kournikova. Ambos salieron en el ‘tomate’ como Dios les trajo al mundo en unas fotos manipuladas. El resultado: 300.000 euros para la rusa y 36.000 euros para el hijo de Julio.

A estos ‘gastos de empresa’ de Vasile hay que unir hoy que el Supremo, de acuerdo con una condena impuesta en 2009 por la Audiencia Provincial de Madrid, ha impuesto una nueva sanción de 180.000 euros. Esta vez, la destinataria es la cuenta del matrimonio de los Aznar. El ex presidente del Gobierno, José María Aznar, y su esposa y responsable de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Madrid, Ana Botella, recibirán este dinero por una información, otra vez del ‘tomate’, sobre una supuesta infidelidad del primero que, presuntamente, derivaría en una separación del matrimonio.

La sentencia de la Sala de lo Civil del Supremo, según Efe, asegura que la información ofrecida fue una intromisión ilegítima en el honor de la pareja.