El Impuesto de Patrimonio se aprueba gracias a la abstención de PP, CiU y PNV

PP, CiU y PNV han permitido hoy, durante la última sesión que celebrará el Congreso de los Diputados en esta Legislatura, la recuperación del Impuesto de Patrimonio. La abstención de estos grupos ha permitido al PSOE sacar adelante esta norma, una decisión que ha sido aplaudida por el candidato socialista a La Monlcoa y propulsor de esta iniciativa, Alfredo Pérez Rubalcaba. La medida se ha aprobado tras obtener 176 votos a favor, 166 abstenciones y dos votos en contra.

A pesar del aluvión de críticas que ha recibido el Gobierno desde todos los grupos parlamentarios por ‘actualizar’ el Impuesto de Patrimonio, este gravamen ha logrado el respaldo de la Cámara baja para que esté en vigor hasta 2012. El aval logrado por el PSOE se debe en parte a las abstenciones de los nacionalistas y del PP. Precisamente, los populares no han ahorrado reproches a José Luis Rodríguez Zapatero y a Elena Salgado apenas minutos antes de desvelar la intención de su voto.

En concreto, las críticas que ha vertido el PP de manera unánime a la recuperación de este tributo calificaban la medida de “electoralista” e “improvisada”, una postura que ya habían defendido desde que se dio a conocer la intención del Gobierno de volver a cobrar este impuesto a propuesta de Rubalcaba. Críticas a las que el responsable de Economía de los populares, Cristóbal Montoro, ha añadido la de “redundante”, tras atacar la subida del IVA aprobada por el Ejecutivo de Zapatero.

La recuperación del Impuesto de Patrimonio afectará, durante sus dos años de vigencia, a unos 160.000 contribuyentes con patrimonios superiores a 700.000 euros. Entre las modificaciones realizadas a esta tasa se encuentra la del mínimo exento por vivienda habitual, que se ha elevado hasta los 300.000 euros, por lo que gravará a los contribuyentes con unos bienes totales cuyo valor supere el millón de euros.