Los autónomos podrán cobrar entre 583 y 1.383 euros por desempleo

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El Gobierno aprobó hoy el Anteproyecto de Ley de la futura prestación por cese de actividad de los autónomos, según anunció la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, tras el Consejo de Ministros celebrado hoy. Este subsidio que cobrarán los trabajadores autónomos comprenderá entre 583 euros y 1.383 euros mensuales.

Esta última cifra será el máximo que podrá cobrar un beneficiario, en el caso del trabajador que tenga dos hijos. Para poder acceder a este derecho, los trabajadores autónomos tendrán que haber cotizado durante un plazo mínimo de un año. En este caso cobrarán dos meses de subsidio.

Según informó la vicepresidenta, los autónomos deberán aportar un 1% de su base de cotización a la Seguridad Social, para poder recibir la prestación. Esta cifra podrá subir hasta el 2,5% hasta probar que el sistema puede financiarse por sí mismo. Por ello, cada año la Ley de Presupuestos Generales del Estado establecerá el tipo de cotización que permita autofinanciar este sistema de protección.

Este sistema será de carácter mixto, entre voluntario y obligatorio. Según el Gobierno, tendrán derecho a la protección por cese de actividad los trabajadores autónomos que tengan protegida la cobertura por accidentes de trabajo y enfermedades profesionales. También se distinguirá entre dos grupos, los autónomos que obligatoriamente tienen que cotizar por accidentes de trabajo y enfermedad profesional, y los trabajadores autónomos que estén en actividades profesionales con un mayor riesgo de siniestralidad.

La duración de esta prestación por cese de actividad será de un máximo de seis meses, para lo que los autónomos tendrán que cotizar durante 36 meses, aspecto que ya fue criticado por las organizaciones de trabajadores autónomos, la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA), y la Federación Nacional de Trabajadores Autónomos (ATA), cuando se alcanzó el acuerdo con el Ministerio de Trabajo el pasado 30 de julio. Para los trabajadores autónomos de entre 60 a 64 años se incrementa la duración de la prestación, que será de hasta nueve meses por 36 trabajados.

Desde las asociaciones contemplan, sin embargo, «positivamente» el acuerdo del Consejo, ya que se trata del cumplimiento de una «reivindicación histórica» de este colectivo, aunque reconocen que propondrán al Gobierno «una serie de mejoras en los periodos de prestación, la creación de un Fondo de Reorientación al Autoempleo, y algunas modificaciones en cuanto a las condiciones de acceso».

Por otro lado el Gobierno también aprobó un Real Decreto para la ayuda extraordinaria de 420 euros al mes para los desempleados menores de 65 años que se hayan quedado sin subsidio, siempre que carezcan de rentas superiores al 75% del Salario Mínimo Interprofesional, así como aquellos que hayan extinguido por agotamiento, incluidas las prórrogas, los subsidios por desempleo. La duración de esta ayuda extraordinaria será de seis meses, aunque De La Vega confirmó que esta medida se extendería durante otros seis meses en caso de que el paro se mantenga por encima del 17%. Además, ha elevado la cifra de posibles beneficiarios a alrededor de 340.000, y ha asegurado que la medida tendrá un coste de 642 millones de euros.

Desde el Gobierno explican que su percepción será incompatible con otras rentas o ayudas concedidas por las distintas Administraciones Públicas. Asimismo, para recibir el subsidio, el desocupado deberá participar en cursos de formación con el objetivo de mejorar «sus capacidades y competencias profesionales», además de estar inscritos como demandantes de empleo, y «suscribir el compromiso de actividad y comprometerse a realizar las distintas actuaciones que se determinen por el Servicio Público de Empleo correspondiente».

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA