Los socialistas valencianos advierten del paralelismo entre el Palma Arena y la Ciudad de las Artes

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El diputado y portavoz de Grandes Proyectos del PSPV en las Cortes valencianas, José Camarasa, en declaraciones a EL BOLETIN, ha advertido “del paralelismo” que hay entre los sobrecostes del velódromo Palma Arena que investigan los juzgados de Mallorca y “obras faraónicas en la Comunidad Valenciana como la Ciudad de las Artes”.

Los socialistas valencianos han sacado a la luz que no sólo en las islas se dan presuntos casos de corrupción en las filas del PP respecto al inflado de facturas, sino que en las tierras gobernadas por Francisco Camps pasa lo mismo.

Según Camarasa, el presupuesto de las obras de la Ciudad de las Artes “ha ascendido un 200%, e incluso, dentro de este complejo algunos aspectos de la misma han llegado al 500%”. Aumento que no se conoce a dónde ha ido, ya que la administración liderada por Camps “no facilita los contratos de la Generalitat con el arquitecto Santiago Calatrava”. Poco pueden hacer los socialistas, ha reconocido Camarasa, más que denunciar ante los medios estas cifras y el oscurantismo que existe sobre estos contratos, “ya que sin ellos no podemos denunciar irregularidades ante los juzgados”.

“De los 350 millones de euros anunciados al principio de las obras, hemos pasado a 1.300 millones y todavía todo esto no ha acabado”, ha destacado el diputado. Y es que, no sólo la Ciudad de las Artes ha desatado dudas sobre irregularidades, sino que, según los socialistas, la plaza cubierta de Valencia denominada Ágora también podría estar en este ‘lote’. Hasta los 60 millones de euros llegan los costes de unas obras que no están terminadas cuando estaban presupuestados sólo en 40.

Dinero que va destinado a una edificación de la que todavía no se sabe cuál será su futuro ya que se anunció a principios de año que acogería en octubre el open de tenis de Valencia, acto que no está confirmado.

La muerte del consejero de Medio Ambiente de la Generalitat valenciana, José Ramón García Antón, dejando de lado el dolor por su muerte, “va a ser la excusa perfecta para que Camps haga su remodelación de Gobierno” han asegurado fuentes socialistas.

El presidente autonómico podrá defender los cambios en su equipo, que tanto deseaba tras el archivo de su imputación por la rama valenciana del ‘caso Gürtel’, con esta baja y, previsiblemente, dar entrada al Consell a su número dos en el PP de la región y ‘compañero’ de fatigas en las acusaciones por la trama, Ricardo Costa.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA