Rubalcaba acusa a las autonomías del PP de querer beneficiar a los ricos con el dinero de todos los españoles

El candidato socialista a la presidencia del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha acusado hoy a las autonomías gobernadas por el PP de querer beneficiar a los ciudadanos más ricos con el dinero de todos los españoles. Tras la negativa de estos gobiernos regionales a cobrar el Impuesto de Patrimonio, el ex ministro de Interior ha avisado a los dirigentes populares de que si finalmente no lo hacen dejarán de percibir la compensación que han recibido desde que se eliminó dicho gravamen.

En concreto, Rubalcaba ha indicado, durante un desayuno organizado por Nueva Economía Fórum, que las comunidades pueden “cobrar o quitar” este impuesto, pero si se decantan por la segunda opción no percibirán la compensación de 2.000 millones que han cobrado cada año tras la retirada del mismo.

Rubalcaba ha hecho especial hincapié en esta idea después de que varios los presidentes autonómicos del PP hayan dejado claro que no aceptarán el tributo a no ser que les obligue la ley. Tal es el caso del presidente de la Generalitat Valenciana, Alberto Fabra, y de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, que han seguido al líder popular, Mariano Rajoy, y se han mostrado disconformes con esta medida económica.

No obstante, las palabras de Rubalcaba no se han dirigido sólo contra Fabra y Aguirre, sino que también le ha dedicado un mensaje a su principal contrincante en las urnas, Rajoy, al que ha criticado por asegurar que este impuesto ‘penaliza’ a los ahorradores españoles y “premia al que no ahorra”, cuando ya se ha explicado que la recuperación de este tributo sólo afectará a los patrimonios más altos y no repercutirá a las clases medias.

“Cuando Rajoy fue vicepresidente en el gobierno de José María Aznar durante ocho años estaba vigente el Impuesto de Patrimonio y no le molestó, buenos dineritos cobró”, ha asegurado Rubalcaba, quien además ha instado al líder popular a que revele de una vez en qué consiste su programa electoral.

En este sentido, Rubalcaba ha asegurado que, contra las medidas inexplicadas del PP, su partido cumplirá con las que ha presentado hasta el final. Además, ha constatado que ve posible ganar el 20-N porque los electores “se pensarán bien” a quién votar cuando vean que sólo tienen que elegir entre “quien hace propuestas y quien les pide un cheque en blanco”.