IU obliga a Monago a desobedecer a Rajoy

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El presidente de la Junta de Extremadura, José Antonio Monago, ya ha empezado a acusar el ‘apoyo’ que le brindó Izquierda Unida (IU) para que alcanzase el poder tras las elecciones autonómicas de mayo. El dirigente popular, que necesita el voto de los diputados de IU para aprobar los presupuestos de 2012, se ha visto obligado a desobedecer a Mariano Rajoy en su lucha contra el Impuesto de Patrimonio de Rubalcaba. Monago ha pedido hoy a los ricos que contribuyan con una mayor carga impositiva a la reducción del déficit público.

En un desayuno organizado por Europa Press, Monago ha exigido que el Impuesto de Patrimonio tenga un carácter estatal para que haya mayor igualdad entre autonomías, es decir, que lo que recaude el Estado se distribuya entre quien realmente “lo necesite”, y no vuelva a las comunidades más ricas.
Por ello, Monago, que ha apuntado que la que gobierna es una comunidad sin ricos, donde la mayor parte de la población “no es ni mileurista”, ha reclamado a los patrimonios más altos de España que den “un paso al frente” y devuelvan “lo que la sociedad les ha dado”.

El presidente regional ha comentado que su comunidad es la segunda, por detrás de Castilla-La Mancha, con mayor déficit público. En concreto, ha registrado un 2,59% en el primer semestre y cuenta con una previsión del 6,7% para todo el año, muy por encima del máximo fijado por el Estado. Por ello, Monago ha insistido en que “se acabó la fiesta” del despilfarro y ha anunciado que podrá en marcha medidas de austeridad para reducir el déficit, entre ellas un recorte superior al 10% en los presupuestos del próximo año.

Según ha indicado Monago, entre estas medidas para conseguir liquidez y generar empleo, que todavía no están concretadas, se plantea reducir los sueldos a altos cargos, el número de trabajadores eventuales y los gastos superfluos. Además, también ha hablado de hacer una reestructuración del sector público, para lo que reduciría las consejerías de once a siete y disminuirá el gasto propagandístico y de recepciones en un 50%.

Y es precisamente en este punto donde se ha producido la segunda ‘desobediencia’ al líder popular por la necesidad del apoyo de IU. Tal y como ha confirmado el propio Monago a EL BOLETÍN, entre estas medidas de austeridad que se contemplan no habrá recortes sociales en materia de Educación o Sanidad, unos campos en los que se han centrado los ‘tijeretazos’ de otras comunidades gobernadas por el PP, como Castilla-La Mancha o Madrid.

A pesar de que el presidente regional ha matizado que no se trata una “concesión” al grupo político de izquierdas, la formación confirmó hace unos días a este diario que no apoyaría dichos recortes. En concreto, Pedro Escobar, coordinador de este grupo en Extremadura, apuntó que si los presupuestos presentados por Monago incluían tijeretazos a los servicios sociales como la Educación o la Sanidad, en la misma dirección de otras comunidades bajo gobierno de los populares, “los diputados de Izquierda Unida se manifestarán en contra de su aprobación”.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA