Todas las asociaciones de jueces y policías rechazan las acusaciones del PP

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Las principales asociaciones de jueces y de policías han arremetido hoy contra el PP por acusar a las instituciones judiciales y policiales de llevar a cabo escuchas telefónicas a dirigentes de este partido, por orden del Gobierno, y le exigen que presente pruebas o que lo desmienta. Los portavoces de la conservadora Asociación Profesional de la Magistratura (APM), la progresista Jueces para la Democracia (JpD) y la Francisco de Vitoria (FdV) han calificado de “calentón” y de “torticeras” las palabras de la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal.

El portavoz de la APM, Antonio García, advirtió a Europa Press de que “muchas veces los calentones de los políticos perjudican la imagen de nuestras instituciones” y señaló que Cospedal “ha manifestado un delito muy grave y de mucha envergadura”. Por su parte, el portavoz de JpD, Miguel Ángel Jimeno, indicó que las declaraciones provocan “perplejidad”, son “muy perturbadoras” y cree que el PP “deslegitima uno de los pilares básicos del sistema democrático”.

El representante de la FdV, Marcelino Sexmero aclaró que siempre que los jueces “realizan alguna escucha es porque previamente se lo han solicitado y lo hacen dentro de una investigación” y añadió que “es falso” que los jueces estén “al servicio del Gobierno” y por tanto “o aclara esas declaraciones o que las desmienta” porque de lo contrario “pueden ser objeto de una querella al tratarse de una calumnia”.

Los sindicatos policiales también han mostrado su indignación por que el PP les haya involucrado en la lucha política. Así, el Sindicato Unificado de Policía, mayoritario en el cuerpo, señaló a Europa Press Televisión que esas acusaciones “deberían sustentarse en algunas pruebas, ya que si no hay pruebas, es complicado” sostenerlas y denunció que los políticos “nos están metiendo en medio (del enfrentamiento político) desde el 11 de marzo”. Por su parte, la Confederación Española de Policía advirtió de que “no se puede ir acusando a una institución porque haya unos temas políticos que ellos no sean capaces de aclarar”.

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, también se refirió a este asunto durante una rueda de prensa en Lanzarote, tras la reunión con el PSOE canario. El jefe del Ejecutivo fue muy prudente y no quiso polemizar en exceso pero sí quiso reclamar al PP “responsabilidad” en sus declaraciones y señaló que el principal partido de la oposición sabe muy bien que las instituciones funcionan perfectamente dentro del Estado de Derecho.

Menos piadosos fueron varios dirigentes del PSOE como el portavoz del Grupo Parlamentario Socialista, José Antonio Alonso, el diputado Fernando Moraleda o la secretaria de Política Internacional del PSOE, Elena Valenciano, reclamaron unánimemente a Cospedal que presente pruebas en los juzgados o que dimita y “se marche a su casa”.