Fabra abre las puertas de los colegios al ‘tupper’

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La crisis está cambiando los hábitos de los españoles, y eso es algo que Alberto Fabra sabe de sobra. Por ello, ha decidido dejar a los niños valencianos llevarse al cole la comida de casa ante la imposibilidad de muchas familias de pagar las cuotas del comedor.

Las mochilas de los alumnos valencianos tendrán el próximo curso un nuevo ‘ocupante’, ya que junto a los libros, cuadernos y estuches muchos estudiantes cargarán con un ‘tupper’ con la comida de casa. La Generalitat ha decidido permitir esta medida para que los padres puedan ahorrar el dinero de la contratación del servicio de comedor, que actualmente ronda los 4,25 euros diarios (unos 85 euros al mes).

La crisis ha llevado a la Consejería de Educación valenciana a replantearse cuestiones hasta ahora inauditas. La última ha sido la posibilidad de que los niños se lleven al cole la comida de casa, algo que podría suceder desde el próximo curso.

No obstante, según ha indicado la consejera de Educación, María José Català, esta medida, implantada ya en algunos colegios concertados de la región, sólo podrá llevarse a cabo en los centros en los que haya infraestructuras adecuadas para conservar los alimentos refrigerados y que tengan un espacio en los comedores con la supervisión correspondiente de los monitores.

A pesar de que el Gobierno autonómico ha decidido, ante la situación económica “realmente complicada” de las familias “dar alternativas a este servicio”, tal y como aseguró Català, la propuesta no cuenta con el beneplácito de los padres ni los directores de los colegios públicos.

Tanto la Federación de Padres de Alumnos (FAPA) de Valencia como la Asociación de Directores de Primaria ven inviable la propuesta del Ejecutivo de Fabra en estos momentos, ya que los centros no están preparados para que los niños lleven su comida en ‘tupper’, recoge la prensa regional.

“No es tan fácil. Las empresas de catering tienen que cumplir una normativa, unos requisitos mínimos. Habría que saber de qué forma piensan llevarlo a cabo porque hablamos de comida”, aseveraba la presidenta de la FAPA, Remei Santacatalina.

Para la representante de los padres esta nueva medida de la Consejería de Educación no es más que un intento de minimizar los efectos negativos que tendrá sobre muchas familias la reducción de las becas de comedor y transporte.

Por su parte, el presidente de la organización de directores, Vicent Ripoll, ha asegurado que “los comedores escolares no están preparados” para que los alumnos lleven ‘tupper’ al colegio. “No hay infraestructura para guardar la comida a no ser que sean alimentos fríos ni condiciones higiénico-sanitarias. Dudo que los inspectores de Sanidad lo permitan”, concluía.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA