Los funcionarios irán a la huelga como respuesta a los recortes anunciados por el Gobierno

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El sindicato mayoritario de funcionarios C-SIF convocará movilizaciones y paros de la administración para los meses de julio y agosto por la supresión de la paga extra, la reducción de los moscosos y la reducción del número de liberados sindicales.

Además también han adelantado a EL BOLETÍN que podrían estar preparando una huelga para el próximo mes de septiembre. Los sindicatos de funcionarios se reunirán con el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, esta misma tarde.

Tras 40 minutos de discurso en el que el presidente del Gobierno se ha limitado a leer las conclusiones de la cumbre del Consejo Europeo, Mariano Rajoy ha anunciado las reformas que emprenderá el Ejecutivo. El Ejecutivo aplicará recortes de 65.000 millones de euros en dos años. Son los siguientes:

Nuevo impuesto a las eléctricas para corregir el déficit tarifario

Se suspende la deducción de vivienda para nuevos compradores a partir de 2013

El IVA general pasará del 18% al 21%. El reducido del 8% al 10%. El hiperreducido se mantiene

Nuevos receptores de prestaciones de subsidio de desempleo reducirán la prestación a partir del sexto mes desde el 60% al 50% de la base reguladora. No modificará el tiempo máximo de prestación en los 24 meses.

Se reducirán los días de libre disposición a los funcionarios, el número de liberados a lo que marque la ley, se facilitará la movilidad de los empleados públicos. Se suspenderá la paga extraordinaria de Navidad.

El presidente de España, Mariano Rajoy, dice ante el Congreso que se reducirán en un 30% el número de concejales, habrá menos ayuntamientos y menos empresas locales.

Ante todo esto, en un comunicado, CSI-F ha abogado por un pacto de Estado en las administraciones públicas, que señala, entre otros asuntos, abrir foros de diálogo, crear un estatuto para las administraciones, evaluar lo que necesitan las administraciones, racionalizar el empleo público, consolidar el empleo y reducir la temporalidad, diferenciar las actividades de los distintos grupos y dotar a las administraciones de los instrumentos legales para ser más ágiles y garantizar la calidad del servicio.

En otro orden de cosas, el Consejo Sindical de CSI-F ha puesto en funcionamiento durante estos días su Observatorio para el seguimiento del desarrollo de la reforma laboral y combatir los despidos de empleados públicos que se produzcan en el país.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA