La Marea Negra de funcionarios se extiende por toda España

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Los funcionarios de administraciones de toda España han decidido seguir la iniciativa de los trabajadores del Ayuntamiento de Madrid y vestir de luto cada viernes para protestar contra los recortes. Además, con esta medida quieren denunciar la degradación permanente que sufre su imagen y su trabajo.

El paisaje administrativo español se cubre poco a poco de negro. El Viernes de Luto que impusieron los trabajadores del consistorio dirigido por Ana Botella para denunciar los recortes decretados por la alcaldesa se ha convertido en el modelo a seguir por las plantillas de funcionarios de otras autonomías.

La iniciativa madrileña se ha extendido a lo largo y ancho del país, y ya son numerosas las fotografías que corren como la pólvora por la red en la que los funcionarios visten de negro. Castilla y León, Extremadura, Murcia, Andalucía, e incluso trabajadores del Ministerio de Justicia y el de Educación, Cultura y Deporte se han sumado a la particular protesta nacida en los pasillos del Palacio de Cibeles, sede del Ayuntamiento de Madrid.

Una protesta con la que los empleados públicos quieren denunciar y expresar su repulsa a la ‘funcionario-fobia’ que aseguran están creando los políticos, que degradan su imagen haciéndoles “parecer ante la sociedad como los máximos responsables de la actual situación de crisis que sufre nuestro país”.

La difusión que ha tenido esta iniciativa por toda la geografía española ha llenado de “orgullo” a los trabajadores que iniciaron esta particular movilización. Así lo ha indicado a EL BOLETÍN Pedro Delgado, secretario general del CCOO en el Ayuntamiento de Madrid, quien ha vaticinado que esto de vestirse de luto “irá a más” por la “pérdida de calidad de los servicios públicos” que están provocando los recortes de las administraciones.

“Los funcionarios son continuamente vilipendiados” por los políticos que con sus recortes no hacen otra cosa que “hundir más y más al país”, acabando con los “derechos laborales y sociales”, ha asegurado Delgado. Y aunque los empleados públicos están dispuestos a negociar, creen que la solución al problema que denuncian “no llegará de la noche a la mañana”.

“Somos conscientes de que la lucha va para largo”, ha indicado el miembro de CCOO, algo que parecen haber entendido también los funcionarios de otras administraciones, que han decidido sumarse a los Viernes de Luto para defender su trabajo y los servicios públicos.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA